polémica

La ONU confirma las amenazas saudís a la investigadora del caso Khashoggi

  • Agnes Callamard ha explicado al diario "The Guardian" como sus colegas le informaron de la advertencia de un alto funcionario de la monarquía del Golfo

  • La abogada francesa concluyó en su informe final, tras un alarga investigación, que detrás del crimen estaba el principio heredero Mohamed bin Salman

Agnes Callamard en una conferencia de prensa en diciembre del 2019 en Bruselas.

Agnes Callamard en una conferencia de prensa en diciembre del 2019 en Bruselas. / François Lenoir / Reuters

Se lee en minutos

La oficina de derechos humanos de las Naciones Unidas ha confirmado la denuncia que Agnes Callamard, la experta de la ONU que investigó el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, ha lanzado contra las autoridades saudís por haberla amenazo. En declaraciones al diario británico 'The Guardian', Callamard explicó que en enero pasado un compañero de trabajo le dijo que un alto funcionario saudí había comentado en una reunión en Ginebra que se “encargaría de ella” si los responsables de la ONU no la controlaban en su investigación. Sin identificar al funcionario saudí, la abogada francesa precisó que sus colegas interpretaron las palabras como “una amenaza de muerte”.

"Aunque no puedo recordar mis palabras exactas, nunca quise amenazar a alguien designado por la ONU, ni a cualquier otra persona", ha tuiteado hoy el jefe de la Comisión de derechos humanos de Arabia Saudí, Awad Alawad. "Rechazo esta insinuación en los términos más enérgicos", ha escrito el exministro saudí, añadiendo que se encuentra "abatido porque cualquier cosa que diga pueda ser interpretada como una amenaza".

Principales responsables

Noticias relacionadas

En el 2019, Callamard, relatora de la ONU para las ejecuciones extrajudiciales, hizo público el resultado de su investigación en la que concluía que había "pruebas creíbles" de que el príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman, y altos funcionarios del reino estaban detrás del asesinato en octubre del 2018 del periodista del ‘The Washington Post’ en el consulado de Arabia Saudí en Estambul. El príncipe ha negado siempre las acusaciones en su contra.

En septiembre del año pasado, un tribunal saudí condenó a 20 años de cárcel a ocho personas por su implicación en el crimen. Callamard calificó entonces la sentencia de "burla a la justicia" por no castigar a los principales responsables. El Gobierno del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que ha adoptado una postura más dura con la monarquía del Golfo, publicó el mes pasado un informe de inteligencia que decía que el príncipe Bin Salman aprobó la operación para matar a Khashoggi