Lucha contra la pandemia

Johnson trata de relajar las tensiones con la UE por la vacuna mientras busca suministros en la India

  • Un enviado especial del primer ministro británico viaja a Nueva Delji para intentar desbloquear el suministro de 5 millones dosis

  • El Reino Unido avanza con celeridad hacia la inmunización con más 800.000 vacunados en un solo día

El primer ministro británico, Boris Johnson, antes de su comparecencia en la Cámara de los Comunes este lunes.

El primer ministro británico, Boris Johnson, antes de su comparecencia en la Cámara de los Comunes este lunes. / BEN STANSALL (AFP)

Se lee en minutos
Begoña Arce

Boris Johnson ha enviado a un emisario a la India para asegurar la provisión de millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca. El Gobierno británico está jugando todas sus bazas para continuar sin interrupciones el exitoso plan de vacunación contra el coronavirus en el Reino Unido, a pesar de las amenazas de bloqueo de la Unión Europea a la exportación de la vacuna.

Tanto Londres como Bruselas han firmado contratos para la compra de millones de vacunas con AstraZeneca, que estaría favoreciendo en el suministro a los británicos e incumpliendo sus compromisos con la UE. La presidente de la Comisión, Ursula von der Leyen, ha dado a entender que la UE podría vetar las exportaciones de la vacuna a los británicos procedentes de las dos fábricas, en Bélgica y Holanda, situadas en territorio europeo, posibilidad sobre la que parece haber desacuerdo entre los comunitarios. Los gobiernos de esos dos países han pedido prudencia ante cualquier veto. Francia apoya en cambio el endurecimiento de las exportaciones.

El posible bloqueo se discutirá en la cumbre europea del jueves, pero Irlanda ha hecho saber que se opone tajantemente. “Sería una medida retrógrada”, ha declarado el primer ministro irlandés, Micheal Martin. Otros países, advirtió Martin en declaraciones a la cadena nacional de televisión RTE, podrían hacer lo mismo con los componentes utilizados en la fabricación de las vacunas, lo que provocaría “serias dificultades en todo el mundo”. El pasado domingo Johnson discutió el contencioso con la cancillera alemana, Angela Merkel y el presidente francés, Emmanuel Macron, y se espera que mantenga más contactos en los próximos días.

 La UE trata de rematar sin más dilaciones la compra y distribución de vacunas. El comisario europeo del Mercado Interior, Thierry Breton, sostiene que los ciudadanos comunitarios podrían estar inmunizados a mediados de julio. “Tenemos claramente en nuestras manos la capacidad para entregar de 300 a 350 millones de dosis de aquí a finales del mes de junio”, indicó Breton, responsable de las compras colectivas para los 27 países de la UE. “Tenemos la capacidad para alcanzar la inmunidad a nivel de continente”. De acuerdo con el comisario, en la UE “no dependemos de nadie para disponer de esas vacunas”, porque todas se producen en fábricas que están en territorio europeo.  

"Misma pandemia, mismos problemas"

Johnson confía en que la amenaza de bloqueo no se lleve a efecto y pidió el lunes “cooperación internacional”, advirtiendo que una tercera ola de covid-19 en la Europa continental afectará inevitablemente al Reino Unido. “Todos nos enfrentamos a la misma pandemia, todos tenemos los mismos problemas”, declaró a los reporteros durante un viaje al condado de Lancashire. “Si hay algo que merece la pena subrayar es que, en el continente en estos momentos, desgraciadamente, hay una tercera ola. La gente en este país no debe hacerse ilusiones. Como la experiencia nos ha enseñado, cuando una ola golpea a nuestros amigos, también llega a nuestro litoral y en su momento sentiremos sus efectos.”

Eddie Lister, miembro de la Cámara de los Lores, se hallaba el lunes en Nueva Delhi para preparar la visita oficial de Johnson a ese país, prevista para dentro de un mes. Sin embargo, de acuerdo con el Financial Times, se espera que Lister se desplace a la ciudad de Pune, donde se halla el Instituto del Serum de la India, el mayor centro de fabricación de vacunas del mundo, incluida la de AstraZeneca. Su intención es lograr restablecer el suministro al Reino Unido, que ha sufrido un retraso de 5 millones de dosis. El Gobierno indio se halla bajo presión por la exportación de vacunas, cuando la población local necesita la inoculación.

 Casi 900.000 vacunados en un día

Noticias relacionadas

El Reino Unido fue el primer país en lanzar su campaña de vacunación a comienzos de diciembre. Contrariamente a los retrasos, errores y fiascos cometidos por el Gobierno durante la gestión de la pandemia, el plan de inmunización masiva está siendo un rotundo éxito y  ha hecho subir notablemente el apoyo a los conservadores en los sondeos. Hasta el momento más de la mitad de los adultos en el país, 27,6 millones de personas, han recibido la primera dosis. El sábado se batió un nuevo récord con 873.784 vacunados durante la jornada, equivalente al 1,3% de toda la población. El objetivo de las autoridades es ofrecer la primera dosis a los mayores de 50 años a mediados del próximo mes y a todos los adultos a finales de julio. La estrategia del Gobierno está siendo la de ampliar a 11 o 12 semanas el periodo entre la primera y la segunda dosis como método para adquirir un cierto nivel de inmunización y frenar las hospitalizaciones.