Investigación periodística

Un grupúsculo neonazi contamina las filas del Ejército francés

  • Una investigación del diario 'Mediapart' revela cómo unos 50 militares, la mayoría de la Legión Extranjera, muestran sin reparo su ideología ultra en las redes sociales 

  • El Ministerio de las Fuerzas Armadas considera "muy graves" estas derivas y promete "sanciones fuertes"

Barracón dormitorio en un centro de entrenamiento de la Legión Extranjera francesa en el sur de Francia, el pasado 12 de marzo.

Barracón dormitorio en un centro de entrenamiento de la Legión Extranjera francesa en el sur de Francia, el pasado 12 de marzo. / STEPHANE MAHE (AFP)

Se lee en minutos

Dos esvásticas decoran el frigorífico de un cuartel; la foto de un legionario junto a una bandera ucraniana circula a través de las redes sociales con el título 'Ein Volk...', del eslogan nazi 'Ein Volk, ein Reich, ein Führer' ['Un pueblo, un imperio, un guía']; militares posan orgullosos delante de banderas del Tercer Reich; seudónimos acompañados del número 88 hacen referencia a la octava letra del alfabeto, 'Heil Hitler'; un grupo de niños negros repite al unísono '¡Sieg Heil!' mientras imitan con torpeza el saludo fascista en Guayana. Una revelación de 'Mediapart', diario de investigación online, recopila decenas de imágenes y vídeos difundidos a través de las redes sociales de una cincuentena de soldados del Ejército francés, la mayoría miembros de la Legión Extranjera, que no ocultan su ideología neonazi.

"Los elementos expuestos por la investigación son muy graves y han sido objeto de un minucioso análisis", reaccionó esta semana el Ministerio de las Fuerzas Armadas. Desde su gabinete insisten: "Toda ideología nociva, nauseabunda, revisionista y extremista está prohibida en las Fuerzas Armadas" y "no existe ninguna tolerancia" ante tales comportamientos.

Interrogada en el Senado, la ministra de las Fuerzas Armadas, Florence Parly, calificó tales conductas como "totalmente inadmisibles" y descartó cualquier problema sistémico. "Se trata de derivas individuales", "no podemos hablar en absoluto de una filial", "son casos muy desviados pero aislados, en ningún caso representativos de los militares franceses", aseguró.

¿Sanciones insuficientes?

En julio de 2020, 'Mediapart' publicó una primera investigación sobre una decena de militares franceses que mostraban sin reparos su devoción por la ideología nazi. Alan V., un joven soldado del 13º Batallón de Cazadores Alpinos, exhibía en las redes sociales un tatuaje en su antebrazo: "Meine Ehre heißt Treue" ["Mi honor se llama lealtad"], se podría leer en gruesas letras negras, el lema grabado en la hebilla del cinturón de las SS en referencia a su lealtad a Adolf Hitler.

El Ministerio de las Fuerzas Armadas asegura que los siete militares evocados en este primer episodio fueron "fuertemente sancionados" y que "los perfiles revelados [en esta nueva investigación] que aún se encuentran en activo -una docena de los soldados citados ha abandonado las filas del Ejército- serán fuertemente sancionados" también.

Un sistema imperfecto

'Mediapart' cuestiona la severidad de estas sanciones. "Teddy M., un suboficial del 2º Regimiento Extranjero de Paracaidistas que había adornado su cuerpo con un imponente sol negro en el hombro, un 'totenkopf' en el brazo y el lema de las SS en el pecho [...] solo tuvo que cubrir uno de sus tatuajes, ya que los otros se los había hecho antes de su ingreso en la Legión", explica el diario. Teddy M. continúa formando parte de las tropas francesas. "En una foto publicada el 1 de febrero de 2021 y tomada en el bar del cuartel del 2º REP, aparece en compañía de compañeros legionarios, dos de los cuales aparecen en nuestra lista de neonazis", añade el medio. "Teddy se jactaba de ser demasiado 'valioso' para ser despedido", detalla una fuente conocedora del caso.

Noticias relacionadas

Desde el Ministerio de las Fuerzas Armadas aseguran que la existencia de estos crepúsculos neonazis es una verdadera preocupación, pero también afirman que es complicado "filtrar" a todos los individuos reclutados. Francia cuenta con unos 210.000 militares entre sus tropas. "Se realiza un trabajo extremadamente meticuloso, pero ningún sistema de detección es infalible -insiste Hervé Grandjean, portavoz del Ministerio, en Europe 1-. En efecto, nuestros servicios desconocían seis o siete casos".

La investigación de 'Mediapart' se centra en los perfiles públicos de los militares mencionados en Facebook e Instagram, donde no disimulan ni disfrazan su doctrina fascista, sin temor alguno a un eventual "filtrado".