Cámara de los Representantes

EEUU da el primer paso para regularizar la situación de los 'dreamers'

  • La Cámara aprueba el proyecto de ley, que beneficiará a unos cuatro millones de personas

La presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi.

La presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi. / EP

2
Se lee en minutos
El Periódico

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó este jueves la primera de las dos propuestas que buscan legalizar la situación irregular de unos cuatro millones de personas, entre ellos 2,3 millones de los conocidos como 'dreamers', migrantes que llegaron cuando eran niños y cuentan ya con arraigo en el país.

Los demócratas, mayoría en la Cámara, contaron con el apoyo de nueve representantes republicanos para sacar adelante la conocida como ley de promesa y sueño americano, por 228 votos a favor y 197 en contra. Este proyecto prevé también una vía hacia la ciudadanía para los migrantes con Estatus de Protección Temporal, unos programas de los que se benefician unas 400.000 personas, en su mayoría centroamericanos y haitianos afectados por desastres naturales o conflictos civiles en sus países de origen.

La Cámara baja votó y dio luz verde a una segunda reforma con la que se otorga estatus legal a cerca de un millón de trabajadores agrícolas y sus familias.

Estas dos medidas son parte de la gran reforma migratoria que la Casa Blanca está impulsando para regularizar a 11 millones de migrantes sin papeles, y coinciden con un fuerte aumento en la llegada de decenas de miles de menores de edad no acompañados y familias migrantes en la frontera sur. Según las últimas cifras, cerca de 14.000 menores que han cruzado solos desde México permanecen bajo custodia del Gobierno de EEUU.

Ambos proyectos pasan ahora al Senado, donde la corta mayoría demócrata probablemente los condenará a acumularse en la pila de leyes bloqueadas. El partido de Joe Biden necesita al menos 10 votos republicanos para sacar adelante las reformas legislativas.

Promesa electoral

Noticias relacionadas

El Partido Demócrata confía en que este tipo de proyectos de ley independientes sean la mejor forma de cumplir con la promesa electoral del presidente de lograr la regularización de millones de migrantes. Tras la aprobación, Biden calificó al proyecto como "un primer paso crítico en la reforma de nuestro sistema de inmigración y proporcionará un alivio muy necesario".

Para los 'dreamers', Estados Unidos "es su hogar" y "son parte del tejido nacional, haciendo contribuciones vitales a las comunidades de todo el país". "Con cada generación, Estados Unidos se ha enriquecido y fortalecido con una oleada tras otra de nuevos inmigrantes" y muchos han trabajado "incansablemente en primera línea a lo largo de esta pandemia para mantener nuestro país a flote, alimentado y saludable, pero se ven obligados a vivir con miedo e incertidumbre debido a su estatus migratorio". Por esto, Biden prometió que su Administración trabajará por construir "un sistema de inmigración propio del siglo XXI basado en la dignidad, la seguridad y la justicia".