Pugna mediática

Australia y Facebook ponen fin a su guerra para pagar a los medios

  • La red social sigue los pasos de Google y llega a un acuerdo económico con News Corp, el imperio de Rupert Murdoch, que controla un 70% de los medios en el país

Australia y Facebook ponen fin a su guerra para pagar a los medios
Se lee en minutos

Tras meses de tensión y disputa, este lunes Australia y Facebook pusieron fin a su guerra por el contenido de los medios. La red social cerró un acuerdo económico con News Corp, el gigantesco conglomerado mediático dirigido por el magnate conservador Rupert Murdoch, para pagar por enlazar sus noticias en la plataforma.

El pacto llega casi un mes después de que Facebook decidiese bloquear la publicación y compartición de noticias de los usuarios australianos como respuesta a la aprobación parlamentaria de una polémica ley del Gobierno oceánico que obliga a los gigantes tecnológicos a pagar por enlazar noticias de medios de comunicación en sus espacios digitales y a avisarles de los cambios en su algoritmo de recomendación. De no llegar a un acuerdo, la ley permite que un organismo haga de árbitro y fuerce a ambas partes a establecer una compensación.

A pesar de su reacción, Facebook ha terminado claudicando. Con su acuerdo con News Corp, del que aún se desconoce la cuantía, la plataforma liderada por Mark Zuckerberg sigue los pasos de Google, que tras amenazar con salir de Australia por esa ley también terminó llegando a un jugoso acuerdo para pagar miles de millones de dólares al conglomerado mediático de Murdoch, que controla cabeceras como ‘The Sun', 'The Wall Street Journal’ o 'The Times’ y que el último trimestre de 2020 obtuvo beneficios de 261 millones de dólares.

¿Quién gana?

La batalla entre los gigantes tecnológicos y las autoridades establece un precedente que puede marcar el futuro de la información. Cuando Facebook decidió responder a la ley bloqueando la compartición de noticias los líderes políticos del país acusaron a la red social de no acatar las normas.

Sin embargo, expertos como Jeff Jarvis defendieron la reacción, asegurando que la ley es un “chantaje” de gigantes mediáticos como News Corp que utilizan su influencia para presionar a los políticos en busca de una medida que los beneficie. Y es que ambos acuerdos con Facebook y Google dejan claro que el gran vencedor de esa disputa es Rupert Murdoch y su imperio mediático. Otros editores de diarios y cadenas de televisión están en proceso de negociación para llegar a un acuerdo de pago con Facebook.

¿Y el periodismo?

¿Significa eso que el periodismo también sale ganando? La irrupción de plataformas como Facebook y Google ha permitido amplificar los contenidos de los medios de comunicación, sin embargo esas compañías han absorbido gran parte del pastel publicitario, secando cada vez más la que era fuente de ingreso principal de la mayoría de medios. Eso se ha traducido en un mayor número de recortes y la precarización laboral del sector periodístico.

Noticias relacionadas

La ley australiana pretende responder a ese problema. Sin embargo, no son pocos los críticos que señalan que esa legislación excluye a los pequeños medios de comunicación de recibir los pagos de esas plataformas y que no contempla requisitos para que esos subsidios se destinen a mejorar la información periodística. “La propuesta actual amenaza con afianzar aún más a las grandes empresas de medios tradicionales y destruir accidentalmente la diversidad de los medios”, denunciaron en septiembre un grupo de pequeñas webs. News Corp, la gran beneficiada de los acuerdos, controla la circulación de hasta el 70% de los medios de Australia.

Impulsada por el ex primer ministro Kevin Rudd, hasta 500.000 australianos han firmado una petición al gobierno para que investigue el dominio de Murdoch sobre la gran mayoría de medios de comunicación del país.