10 años de guerra

El Parlamento libio aprueba el nuevo Gobierno de unidad nacional, primer paso hacia la paz

  • Desde 2011, tras la caída de Muammar al Gadaffi, el país árabe vive sumido en una guerra civil que se recrudeció en 2015

  • El nuevo primer ministro interino, Abdul Hamid Dbeibah, deberá preparar el país para las elecciones constituyentes de diciembre de 2021, auspiciadas por la ONU

Jalifa Hafter en una imagen de archivo.

Jalifa Hafter en una imagen de archivo. / EFE

2
Se lee en minutos
Adrià Rocha Cutiller
Adrià Rocha Cutiller

Periodista

ver +

"Este es un día histórico para la cámara de Representantes". Así ha definido la jornada de este miércoles el presidente del Parlamento libio, Aguila Saleh, tras la votación que ha aprobado el nuevo Gobierno libio de unidad nacional, el primero desde 2011 que gobernará de forma transitoria todo el país y cuyo mandato terminará en diciembre de este año, cuando se convocarán elecciones

Llegar hasta aquí ha sido una tarea complicada. Tras la caída de Muammar al Gadaffi en 2011, Libia salió de su guerra civil —en la que la OTAN participó desde el aire— para entrar en años de caos y caciques de la guerra que intentaban partirse los despojos de lo que antes era uno de los Estados más ricos de África, eso sí, en petróleo.

La guerra partió al país en dos. El gobierno de Trípoli, el único reconocido por Naciones Unidas, controlaba la mitad oeste del país. Las milicias del antiguo mariscal del Ejército libio, Jalifa Hafter, dominaba el este, desde la ciudad de Tobruk

Ambos tenían sus valedores exteriores. El gobierno de Tobruk contaba con el apoyo de Francia, Rusia, Egipto, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos. El de Trípoli con Italia, Turquía y Qatar

Todos estos países dirimieron durante todo 2020 quién era el más fuerte. Hafter empezó una ofensiva la primavera pasada que estuvo a punto de conquistar Trípoli, pero en ese momento, Turquía mandó sus drones, soldados y mercenarios sirios y cambió la balanza de lado. Las fuerzas leales al gobierno del oeste reconquistaron buena parte del país, y llegaron a Sirte, situada justo en el centro. 

Es en esta ciudad donde ahora a modo de símbolo se ha instalado el nuevo Parlamento que este miércoles ha aprobado un nuevo Gobierno de unidad nacional. Su primer ministro será Abdul Hamid Dbeibah, un multimillonario que durante la época de Gadaffi fue el director de la compañía estatal de inversiones.

“Le doy las gracias al parlamento por dar confianza a este Gobierno. Es un momento histórico. La guerra no se repetirá, y le pido a la Cámara de Representantes que busque la unidad para conseguir dejar atrás estos años de división y guerra”, ha dicho Dbeibah en un discurso tras la votación. 

Armisticio y proceso de paz

Noticias relacionadas

Tras la ofensiva de Trípoli con la ayuda turca que dejó la guerra en tablas, las dos partes del conflicto libio decidieron acordar un alto al fuego en octubre del año pasado. Ambos gobiernos acordaron activar el proceso de paz que empezó formalmente hace un mes, cuando Trípoli y Tobruk con la ayuda de la ONU acordaron que Dbeibah sería el nuevo primer ministro del país y el encargado de formar un Gobierno de unidad nacional bajo su mandato.

Hoy se ha dado un primer paso. “Nuestros objetivos serán mejorar los servicios a la población, unificar las instituciones estatales y acabar con este periodo de transición convocando elecciones”, ha dicho Dbeibah. Los comicios tendrán lugar según lo previsto el 24 de diciembre de 2021. Los libios contienen la respiración.

Temas

Libia