Cuarentena en su residencia

Bachar al Asad y su esposa dan positivo en covid-19

La condición médica de ambos es "buena" y "estable", por lo que continuarán trabajando desde su domicilio mientras cumplen un periodo de cuarentena

Bachar al Asad y su mujer en una foto de archivo.

Bachar al Asad y su mujer en una foto de archivo. / AFP

Se lee en minutos

El Periódico

El presidente de Siria, Bachar al Asad, y la primera dama, Asma al Asad, han dado positivo en las pruebas del coronavirus y se encuentran en cuarentena en su residencia, si bien solo presentan síntomas "leves" y su estado de salud es "estable", informó este lunes la Presidencia del país árabe.

"Después de que los dos presentasen síntomas leves similares a los de la infección por el virus covid-19, el presidente y la señora Asma al Asad se sometieron a exámenes de PCR y el resultado mostró que estaban infectados con el virus", indicó la Presidencia en su cuenta de Twitter. Sin embargo, la condición médica de ambos es "buena" y "estable", por lo que continuarán trabajando desde su domicilio mientras cumplen un periodo de cuarentena de entre dos y tres semanas de duración, agregó el órgano.

Al Asad y su esposa llamaron a la población a que se adhiera a las medidas preventivas "tanto como sea posible". A finales del pasado febrero, el Gobierno anunció que había recibido una serie de vacunas contra el coronavirus de un "país amigo", sin desvelar cuál, y que comenzaría la semana siguiente a inocular a trabajadores sanitarios en varias provincias.

Estadísticas poco fiables de covid

Noticias relacionadas

El Grupo de Inmunización para Siria, encabezado por la Organización Mundial de la Salud y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, ha elaborado planes para llevar la vacuna a las zonas del norte del país que escapan al control de Damasco, en manos de otras facciones armadas y grupos.

Según datos del Ministerio de Salud de Siria, en las últimas 24 horas se han registrado 56 nuevos casos de covid-19, 81 recuperaciones y 5 fallecimientos, lo que eleva el total desde el inicio de la pandemia a 15.981 contagios y 1.063 muertes a causa del virus. Sin embargo, se cree que la presencia del coronavirus es mucho más alta de la que reconocen las autoridades.