Primera dosis

Maduro recibe la vacuna rusa

  • Venezuela basa su estrategia de vacunación en los acuerdos con Rusia y China, sus principales aliados en la esfera internacional

El presidente venezolano, en el momento de recibir la inyección.

El presidente venezolano, en el momento de recibir la inyección. / Reuters

Se lee en minutos

Europa Press

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha recibido este sábado la primera dosis de la vacuna rusa Sputnik V, junto a su esposa la diputada Cilia Flores.

"Comparto el momento en el que, junto a Cilia Flores nos aplicamos la primera dosis de la Sputnik V. Con esta vacuna hemos inmunizado a gran parte de nuestro personal médico, y nos preparamos, sumando otras vacunas para proteger a todo nuestro pueblo", ha indicado el mandatario a través de la red social Twitter.

El jefe de Estado señaló que al menos 40 países están usando la vacuna Sputnik V, en un gesto de aprobación al uso de este fármaco, antes de denunciar que gobiernos extranjeros han secuestrado a Venezuela sus recursos para la compra de vacunas.

"Hicimos un acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para que liberaran 300 millones que nos tienen secuestrados. Pero vamos a garantizar todas la vacunas al pueblo de Venezuela", sostuvo en una entrevista a TeleSur.

Maduro y su esposa deben recibir dentro de 21 días la segunda dosis de la Sputnik V, cuya primera remesa de 100.000 dosis llegó el pasado 13 de febrero al país latinoamericano para un total de 10 millones que se prevé lleguen al país, tras la firma de un acuerdo con el Gobierno de Rusia.

Te puede interesar

El ministerio de Salud venezolano ha confirmado la llegada de un segundo lote de 100.00 dosis de la vacuna rusa Sputnik V, según ha compartido en su cuenta de Twitter. Este lote será administrado a personal sanitario que ya recibió la primera dosis.

Asimismo, el ministro de Salud, Carlos Alvarado, ha explicado que este lunes comenzará el proceso de vacunación en el país con un lote de 500.000 vacunas chinas Sinopharm destinadas a 250.000 venezolanos, entre los que se encuentran personal sanitario y docentes, según recoge el diario 'El Universal'.