Consulta popular

Los suizos se pronuncian sobre una iniciativa antiburka

La medida, destinada básicamente a las mujeres musulmanas, levanta las críticas de grupos feministas

Cartel a favor de la prohibición del ’burka’ en Suiza, en una calle de Zúrich.

Cartel a favor de la prohibición del ’burka’ en Suiza, en una calle de Zúrich. / FABRICE COFFRINI (AFP)

2
Se lee en minutos
El Periódico / Agencias

Los suizos van a las urnas mañana para votar sobre la prohibición de ocultar el rostro en público, una iniciativa que apunta directamente a las musulmanas que usan el nicab y el burka, a pesar de que muy pocas lo hacen en el país alpino. Los sondeos dan una corta victoria a la iniciativa denominada "antiburka", tras años de debates y la adopción de medidas similares en otros países europeos.

A pesar que que el texto no menciona las palabras burka y nicab a nadie se le escapa a quién va dirigida la medida de prohibición. De hecho, en los carteles de campaña puede leerse Frenar el islamismo radical donde aparecen directamente mujeres con nicab. Por su parte, De su lado, los opositores a la iniciativa llaman a votar "no" a una ley "islamófoba, absurda e inútil". Si la iniciativa es aprobada, quedará prohibido cubrirse completamente el rostro en público, aunque están previstas excepciones por ejemplo para los lugares de culto.

"El objetivo de la iniciativa no son los musulmanes. No cuestionamos sus prácticas religiosas", afirma a la Afp Jean-Luc Addor, portavoz del "sí" y miembro del partido de derecha populista UDC. Para Addor, se trata de defender "los valores de nuestra civilización". Reconoce que hay muy pocas mujeres que llevan ese tipo de vestimenta en Suiza pero, explica, "cuando se identifica un problema, cuando existe un problema, mejor tratarlo antes de que quede fuera de control".

Oposición feminista

"Además de ser inútil, este texto es racista y sexista. Pensamos que en 2021, como feministas, no es aceptable que la Constitución suiza tenga un artículo que ordena o prohíbe a las mujeres sea lo que sea", declaró a la Afp Inés El Shikh, portavoz del colectivo de feministas musulmanas Los Fulares Violetas. Para El Shikh, el proyecto de ley crea la ilusión de un problema donde no lo hay y concierne solamente a algunas decenas de mujeres.

El "sí" sigue al frente en los sondeos pero su ventaja inicial, muy holgada, se reduce desde enero. El Gobierno federal y el Parlamento se oponen a esta medida con el argumento de que hace frente a un problema que no existe. La alternativa, que sería adoptada de inmediato en caso de fracaso del sí, obligaría a la gente a mostrar el rostro cuando las autoridades lo exigen con fines de identificación, por ejemplo en las fronteras.

Los infractores pueden recibir multas de hasta 10.000 francos suizos (unos 9.000 euros, 10.800 dólares). La ministra de Justicia suiza, Karin Keller-Sutter, subrayó que la gran mayoría de las mujeres que utilizan nicab son turistas. Antes de la pandemia de coronavirus no era extraño verlas de compras en las tiendas de lujo del centro de Ginebra. Liberales y políticos de izquierda se unieron a la iniciativa del partido UDC en nombre de la protección de los derechos de las mujeres.

Noticias relacionadas

En Suiza bastan 100.000 firmas a favor de una propuesta para que los ciudadanos se pronuncien al respecto, en referéndums que se llevan a cabo varias veces por año. Se trata de una democracia directa que es orgullo para este rico país de 8,6 millones de habitantes.

Según cifras de 2019 de la oficina de estadísticas, cerca del 5,5% de la población suiza es musulmana, esencialmente con raíces en la antigua Yugoslavia, donde no existe esta tradición en la indumentaria.

Temas

Suiza