El pasado martes

Matan al juez congoleño que investigaba el asesinato del embajador italiano

  • El diplomático Luca Attanasio murió en el ataque a su convoy la semana pasada

Miembros de la guardia presidencial del Congo escoltando al actual presidente, Joseph Kabila, tras votar en Kinshasa, República Democrática del Congo.

Miembros de la guardia presidencial del Congo escoltando al actual presidente, Joseph Kabila, tras votar en Kinshasa, República Democrática del Congo. / FINBARR O'REILLY

Se lee en minutos

El Periódico

El juez congoleño William Assani, al frente de la investigación del asesinato del embajador italiano Luca Attanasio el pasado 22 de febrero en República Democrática del Congo (RDC) cayó víctima de una emboscada el martes, pero su muerte no se ha conocido hasta este viernes, según informa Europa Press.

Según ha informado Fides, la agencia de noticias de El Vaticano, citando fuentes locales, Assani "estaba volviendo de una reunión en la ciudad de Goma, en el marco de la investigación sobre la seguridad de la zona y, en particular, sobre el asesinato del embajador italiano y de sus dos acompañantes", el carabinero Vittorio Iacovacci y el chófer local Mustapha Milambo.

La agencia también se ha hecho eco de un comunicado enviado por la ONG local Centro de Estudios para la Paz, la Democracia y los Derechos Humanos (CEPADHO), en el que se detalla como el juez fue asesinado el martes 2 de marzo cuando el vehículo en el que viajaba fue objetivo de una emboscada en una carretera que unía la ciudad de Rutshuru y Goma, en el noreste del país.

"Este crimen fue perpetrado por hombres armados no identificados, uno de los cuales fue neutralizado durante la respuesta lanzada por El Ejército congoleño", señala dicho comunicado.

Te puede interesar

La semana pasada murió el embajador de Italia en RDC, Luca Attanasio, junto a Vittorio Iacovacci, un miembro de Carabineros, y Mustapha Milambo, conductor del Programa Mundial de Alimentos (PMA), en un ataque contra un convoy de este organismo en Kivu Norte.

Hasta el momento ningún grupo armado ha reclamado la autoría del ataque. En esta zona del país operan diversas milicias, entre ellas las ADF, las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR), Cooperativa para el Desarrollo de Congo (CODECO) y Estado Islámico en África Central (ISCA).