Cambio en la Eurocámara

Orbán abandona el grupo del Partido Popular Europeo en la Eurocámara

  • El anuncio de primer ministro húngaro se produce tras acordar el PPE cambiar las normas internas para facilitar la expulsar de delegaciones que se alejen de los valores de la formación conservadora

  • La decisión de abandonar la familia conservadora solo afecta de momento al grupo parlamentario y no al Partido Popular Europeo donde el proceso de expulsión está congelado por la pandemia

El primer ministro, Vicktor Orban, en el Parlamento Europeo este martes.

El primer ministro, Vicktor Orban, en el Parlamento Europeo este martes. / AFP / FREDERICK FLORIN

Se lee en minutos

Era una crónica anunciada y esperada. La historia de amor-odio entre el primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, y el grupo del Partido Popular Europeo en la Eurocámara ha terminado este miércoles en divorcio, con la salida de los doce eurodiputados de su partido, el Fidesz, del principal grupo parlamentario en el hemiciclo. Tras un largo pulso, el dirigente húngaro ha optado por abandonar el grupo antes de que le echen.

El desencadenante de la decisión ha sido la revisión de las reglas internas del grupo popular en la Eurocámara con el objetivo de facilitar la suspensión de miembros del grupo y permitir la expulsión de delegaciones enteras que se alejen de los principios y valores de la familia conservadora. El dirigente húngaro avisó el pasado domingo por carta al presidente de los populares europeos, Manfred Weber, de que si la reforma se consumaba esta semana su formación se marcharía. Y es lo que ha ocurrido tras la aprobación de los cambios por 148 votos a favor, 28 en contra y 4 abstenciones.

Orbán no ha esperado y ha cumplido inmediatamente con su amenaza enviando una nueva carta a Weber en la que confirma la renuncia de los miembros de Fidesz. Esto hará que el PPE pase de 187 a 175 eurodiputados aunque seguirá siendo el principal grupo del Parlamento Europeo. “Mientras cientos de miles de europeos están hospitalizados y nuestros médicos salvan vidas, es muy decepcionante ver que el grupo popular está paralizado por cuestiones administrativas internas, tratando de silenciar e impedir a nuestros eurodiputados democráticamente electos” ha reprochado.

“Las enmiendas a las reglas del grupo PPE son claramente un movimiento hostil contra Fidesz y nuestros votantes”, prosigue la misiva que acusa al grupo democristiano de limitar la capacidad de sus eurodiputados y de impedir a los votantes ejercer sus derechos. “Es antidemocrático, injusto e inaceptable” y “por tanto, Fidesz ha decidido abandonar el grupo PPE de forma inmediata”, concluye.  

Te puede interesar

Tras la salida del grupo, los doce eurodiputados de Orbán pasarán a formar parte de los No Inscritos aunque podrían intentar incorporarse al de los Conservadores y Reformistas Europeos (ECR), donde se agrupan Vox o al Partido Ley y Justicia de Polonia. En todo caso, no está claro si un movimiento de este tipo podría producirse antes o después de su salida del Partido Popular Europeo, formación a la que siguen perteneciendo y en la que están suspendidos desde marzo de 2019 debido a la campaña de acoso y derribo de Orbán contra el entonces presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

Esta campaña desencadenó un proceso de expulsión que permanece congelado por la pandemia y cuyos efectos han sido impedir su participación en las reuniones del PPE previas a las cumbre europeas y retirarle el derecho de voto en las decisiones del partido. De momento, el PPE ha anunciado que toma nota de las nuevas reglas del grupo parlamentario y de la intención de Fidesz de abandonarlo y recuerda que la formación que lidera Orbán ya se enfrenta a “un procedimiento de exclusión del partido” que sigue pendiente de una decisión de su asamblea política que tendrá lugar “cuando sea seguro reunirse dada la actual situación de pandemia”, señalan en un comunicado.