Decisión histórica

El Tribunal Penal Internacional investigará presuntos crímenes de guerra en los Territorios Palestinos

  • Fatou Bensouda, fiscal del tribunal de la Haya, abre una investigación por los crímenes ocurridos desde el 2014

  • Mientras la Autoridad Palestina ha celebrado este “paso tan esperado”, Netanyahu ha calificado la decisión de “puro antisemitismo”

Vista general de edificios de apartamentos destruidos por bombardeos israelís en la Franja de Gaza el 12 de agosto de 2014.

Vista general de edificios de apartamentos destruidos por bombardeos israelís en la Franja de Gaza el 12 de agosto de 2014. / Yonhap / Efe

Se lee en minutos

El Tribunal Penal Internacional (TPI) echa un jarro de agua fría sobre Israel. La fiscal Fatou Bensouda del Tribunal de la Haya ha anunciado la apertura de una investigación sobre presuntos crímenes de guerra en los Territorios Palestinos. Tanto Hamás como Israel estarán bajo el escrutinio jurídico internacional por primera vez en la historia por sus acciones cometidas a partir del 2014. La Autoridad Palestina ha celebrado este “paso tan esperado” mientras que el primer ministro israelí, Binyamin Netanyahu, ha calificado la decisión de “antisemitismo”. 

“Cualquier investigación se llevará a cabo de forma independiente, imparcial y objetiva, sin temor ni favoritismos”, ha confirmado la gambiana Fatou Bensouda. Tras el anuncio de su jurisdicción para juzgar los presuntos crímenes de guerra cometidos en esta región el mes pasado, Bensouda ha cumplido con su palabra. A tres meses de abandonar el cargo, la fiscal inicia la investigación sobre la Guerra de Gaza del 2014, los enfrentamientos en la frontera de la franja en el 2018 y la política de asentamientos israelís en Cisjordania. También cubrirá los ataques con cohetes de Hamás contra civiles israelís.

Desde Israel, han llegado las reacciones negativas a la decisión de Bensouda, precedida de “un minucioso examen preliminar” que duró cerca de cinco años, según la fiscal. Cientos de israelís podrían encontrarse en peligro tras este anuncio y el Estado hebreo ya se ha empezado a preparar para una batalla legal prolongada. “La sesgada TPI de La Haya tomó una decisión que es puro antisemitismo”, ha dicho el primer ministro israelí rápidamente. 

Mientras, la Autoridad Palestina (AP) se ha ofrecido para brindar “cualquier asistencia necesaria para hacer justicia al pueblo palestino”, Netanyahu recriminaba el fallo. “Decidió que nuestros valientes y morales soldados que luchan contra los crueles terroristas son los terroristas”, ha añadido, “decidió que cuando construimos una casa en nuestra capital eterna, Jerusalén, es un crimen de guerra”. Por otro lado, los funcionarios de Hamás, gobernante de facto en la Franja de Gaza, también serán investigados pero ningún representante de la milicia islamista ha comentado la decisión. 

"Justicia y rendición de cuentas"

“Este paso tan esperado sirve al incansable esfuerzo de Palestina por lograr la justicia y la rendición de cuentas, que son bases indispensables para la paz que el pueblo palestino exige y merece”, ha celebrado el Ministerio de Relaciones Exteriores de la AP. La decisión de Bensouda se produce solo unas semanas después de que se anunciara el nombre de quien la sucederá en el cargo a partir de junio, Khan, a partir de junio. Por ello, Israel aguardaba la esperanza de que Bensouda dejara la decisión a Khan y que este respondiera a las reclamaciones contra la TPI, de la que no es parte. 

Tras la llegada de Biden a la Casa Blanca, el gobierno de Netanyahu sigue presionando al nuevo presidente para que mantenga las sanciones impuestas al Tribunal de la Haya por su predecesor. Las organizaciones humanitarias han celebrado la decisión de la fiscal, pero han insistido en que aún queda camino por recorrer. “Los países miembros de la CPI deben estar preparados para proteger ferozmente el trabajo de la corte de cualquier presión política”, ha declarado Balkees Jarrah, directora asociada de justicia internacional de Human Rights Watch

Llamado a la paciencia

Bensouda ha instado a la paciencia a ambas partes. “La CPI no es una panacea”, ha recordado, “sino que solo busca cumplir con la responsabilidad que la comunidad internacional le ha confiado: promover la rendición de cuentas por los crímenes del Estatuto de Roma, independientemente del autor, en un esfuerzo por disuadirlos”. Mientras, en Israel ya han empezado a movilizarse para proteger a su funcionariado. 

Noticias relacionadas

“Nunca tuve miedo de cruzar las líneas enemigas”, ha declarado el ministro de Defensa, Benny Gantz, “me mantendré en pie donde sea que tenga que hacerlo”. Como jefe del personal militar durante la guerra del 2014, Gantz también está bajo el escrutinio de la CPI. El socio de Gobierno de Netanyahu ha asegurado que proporcionarán asistencia legal a los “cientos de israelís” implicados y también les darán advertencias legales sobre viajes. Es en el extranjero donde los acusados por el Tribunal de la Haya podrían ser detenidos.