VIOLENCIA SEXUAL

Decenas de estudiantes denuncian los abusos cometidos en una prestigiosa escuela de teatro francesa

  • Los estudiantes denuncian “agresiones, discriminaciones y humillaciones sistémicas” en el seno de la reputada academia Cours Florent

  • Estrellas internacionales como Sophie Marceau, Vincent Lindon, Diane Kruger o Eva Green se formaron en esta escuela de arte dramático

Manifestación en París el lunes contra los abusos en la escuela de teatro. 

Manifestación en París el lunes contra los abusos en la escuela de teatro.  / Thomas Samson /AFP

Se lee en minutos

“Quitaros las máscaras, asumid vuestra responsabilidad”. “No es no. La vergüenza”. “Tu palabra es legítima”. “La escena de mañana será sana o no será”. Bajo estos lemas, varias decenas de estudiantes de la prestigiosa escuela de teatro Cours Florent, en París, protagonizaron este lunes una sentada para denunciar el “silencio” de su dirección frente a las violencias sexuales ocurridas en su interior. 

No es la primera vez que los estudiantes de esta escuela privada de arte dramático denuncian el mutismo de sus superiores frente a “agresiones, discriminaciones y humillaciones sistémicas”. La asociación Les Callistos, creada para denunciar las violencias en las escuelas de teatro, publicó el pasado mes de noviembre una tribuna señalando el laissez-faire que reinaría entre sus muros.

“Denunciamos su silencio frente a las denuncias de agresiones dentro de su establecimiento”, escribe la organización, asegurando que tras relatar “la violación de una compañera de clase por parte de uno de sus profesores”, la dirección “respondió que su agresor se sentía mal […] que estaba muy triste”. La asociación recuerda que “negar [las] experiencias traumáticas” contribuye a “redoblar la violencia” que sufren sus víctimas. 

Un sistema pedagógico brutal  

A estas experiencias se sumaría además un sistema pedagógico basado en la “brutalidad”. Según la asociación, el aprendizaje artístico promovido por la academia se basaría en “la peligrosa idea de que para ser un buen actor hay que estar roto” y para ello “todo medio es legítimo”: “comportamientos humillantes”, “control”, “agresiones” y “violencias sexuales”. 

La movilización de este lunes se centró exactamente en las mismas acusaciones. La difusión de la tribuna denunciando las derivas de la escuela no habría tenido ningún efecto. En respuesta a la protesta de sus estudiantes, el centro publicó un comunicado a través de las redes sociales señalando que “el combate contra el acoso es también [su] combate”. La dirección asegura “luchar a diario contra cualquier forma de acoso” y subraya que “no tienen nada que esconder”. Eso sí, deplora “todo aquello que no responde a un diálogo constructivo”. 

El prestigio de la escuela, por donde pasaron estrellas internacionales como Sophie Marceau, Vincent Lindon, Diane Kruger o Eva Green, pende de un hilo. La fuerza del #MeToo podría hacer tambalear sus cimientos, como ocurrió hace unas semanas en las escuelas de la élite política. La cuenta de Instagram “Paye ton rôle” [“Paga du papel”] reúne más de 300 testimonios de estudiantes denunciando los abusos y agresiones que sufrieron en el seno de diferentes escuelas de arte dramático. Las derivas del Cours Florent no serían más que la punta de un inmenso iceberg. 

Nuevo escándalo sexual en el terreno político  

Te puede interesar

Coincidencias de calendario y una prueba más de la fuerza de la liberación de la palabra: la prensa francesa reveló este lunes que Jean-Michel Baylet, expresidente del Partido Radical de Izquierdas (PRG) y exministro durante las presidencias de François Mitterrand y François Hollande, fue interrogado el pasado 25 de febrero en el marco de una investigación por violación y agresiones sexuales contra un menor.

La Brigada de Protección de Menores es la encargada de llevar a cabo la investigación contra Baylet, actualmente máximo responsable del grupo de prensa La Dépêche du Midi. El exministro contestaría todas las acusaciones que, según informa la AFP, concernirían a hechos ya prescritos.