Escándalo en Grecia

La fiscalía investiga al prominente actor griego Dimitris Lignadis por abuso de refugiados menores

Varias oenegés están implicadas al desoír las denuncias de los niños

Policías de paisano escoltan al actor y director Dimitris Lignadis, esposado, al despacho de un magistrado en Atenas.

Policías de paisano escoltan al actor y director Dimitris Lignadis, esposado, al despacho de un magistrado en Atenas. / DPA vía Europa Press

Se lee en minutos

Europa Press

Sotiria Papageorgakopoulou, que se encuentra el frente de la Fiscalía de Atenas, ha ordenado la apertura de una investigación preliminar sobre la presunta implicación de una oenegé en los abusos presuntamente cometidos por el prominente actor y director de teatro Dimitris Lignadis contra refugiados menores. Según informaciones del diario Kathimerini, la pesquisa ha sido ordenada después de que la secretaria especial para la protección de los menores no acompañados del Ministerio de Migración, Irene Agapidaki, pidiera a los fiscales revisar las acusaciones, que se remontan al periodo entre 2017 y 2018.

Lignadis, exdirector del Teatro Nacional griego, de 56 años, acudió el domingo a declarar ante un tribunal de Atenas tras ser detenido por presuntos abusos sexuales y violaciones a menores. Las alarmas saltaron a raíz de una serie de publicaciones en los medios de comunicación del país heleno, que aseguraban que varias oenegés habrían llegado a un acuerdo con Lignadis para que diera clases de teatro a menores no acompañados, quienes habrían resultado víctimas de sus abusos en última instancia. Los menores habrían solicitado no recibir más clases del conocido actor, pero las organizaciones que los tutelaban habrían preferido, supuestamente, no investigar a Lignadis, según estas informaciones.

El ahora exdirector del Teatro Nacional dimitió el pasado 6 de febrero en pleno escándalo. La ministra de Cultura griega, Lina Mendoni, lo eligió a dedo en agosto de 2019, dejando de lado así el proceso de selección abierto previamente por el Gobierno del exprimer ministro Alexis Tsipras.

Acusaciones al primer ministro

Por su parte, Dimistris Tsiodras, secretario de prensa del primer ministro, Kyriakos Mitsotakis, ha denunciado una campaña "difamatoria" tras varias informaciones que supuestamente vinculan al mandatario con el director de teatro. "Ya es suficiente. Lignadis no era amigo del primer ministro. Solo le conocía de las obras que había visto. Es otra gran mentira, la de que él hubiera dado a Mitsotakis clases de locución. Esto nunca sucedió", ha dicho en su cuenta de Twitter. En este sentido, ha recordado que "muchas personas tratan de convertir el movimiento Me Too en un QAanon a la griega". Así ha hecho alusión a una de las principales teorías de la conspiración de la extrema derecha estadounidense.

Te puede interesar