Recuento ajustado

Arauz se impone en la primera vuelta de las presidenciales de Ecuador

  • Según el Consejo Nacional Electoral (CNE), el candidato de Correa ha obtenido el 32% de los votos.

  • En segunda posición hay un empate técnico entre Yaku Pérez, aspirante del movimiento indígena, y el banquero Guillermo Lasso

Andrés Arauz, candidato a la presidencia de Ecuador

Andrés Arauz, candidato a la presidencia de Ecuador / Rodrigo Buendía (AFP)

Se lee en minutos
Abel Gilbert
Abel Gilbert

Periodista

ver +

Los ecuatorianos tendrán que esperar hasta el 11 de abril para saber quién será el presidente que tomará en mayo las riendas de un país arruinado. Andrés Arauz, el delfín del exmandatario Rafael Correa, ya tiene un lugar en la segunda vuelta. Con el 97,5% de las papeletas escrutadas por el Consejo Nacional Electoral (CNE), Arauz obtuvo casi el 32,21% de los votos. Le faltaron casi siete puntos para ganar en primera vuelta. Yaku Pérez, el candidato del Movimiento de Unidad Plurinacional Pachakutik, como se conoce al instrumento político la Confederación de Nacionalidades Indígenas (CONAIE), y el banquero Guillermo Lasso, se disputan, voto a voto, el papel de contendientes de Arauz. El dirigente indígena recibió el respaldo del 19,79% del electorado. El candidato conservador alcanzó el 19,61% de las adhesiones. "En cualquiera de los dos escenarios que se barajan, la campaña de la segunda vuelta promete ser dura", señaló el diario 'El Comercio' en su editorial.

"Queremos denunciar que se cocina un fraude. Algo huele mal aquí. Llevábamos ventaja a Lasso. Con el correr de las horas en Guayaquil han empezado a aparecer resultados sorprendentes. No se está respetando la voluntad de los electores porque la diferencia era clara", dijo Pérez. Calificó de "inconsistente" el trabajo del CNE y aseguró que la votación recibida sería casi 10 puntos mayor a la comunicada oficialmente.

Si se confirman las previsiones oficiales, Lasso quedaría por tercera vez consecutiva fuera de la carrera electoral, por una mínima diferencia porcentual. Pero en las primeras horas del lunes, el vaticinio todavía no era definitivo. "Quiero decir con absoluta claridad: nosotros respetamos la ley, y esto significa reconocer los resultados con el 100% de las actas escrutadas. A los demás candidatos les pido mantener la calma. Descansemos. Somos nosotros los que estamos en segunda vuelta", dijo el banquero en la noche del domingo.

Los posibles escenarios

Si algo desean los seguidores de Correa es pelear por la presidencia contra Lasso porque ambas candidaturas representan opciones políticas enfrentadas. De hecho, el banquero no perdió la oportunidad de recordar lo que está en juego en Ecuador. "La mayoría le ha dicho 'no' en las urnas al modelo totalitario y populista que pretende volver a gobernar con recetas y medidas que han fallado en todos los países del mundo. Aquí cerca, en Venezuela, tenemos un ejemplo".

Pérez, en tanto, también confía en que saldría beneficiado frente a Arauz. "Es difícil que nos venza el correísmo. A ellos les conviene un candidato débil como Lasso". Nacido en 1969, Pérez es un abogado de 50 años que pertenece a la nación originaria Kichwa-Kañari. Fue uno de los líderes de la revuelta contra el actual Gobierno de Lenín Moreno, en octubre de 2019. La CONAIE, que lo ungió como candidato, ha tenido fuertes enfrentamientos con Correa durante sus 10 años de gestión. Las principales diferencias han sido con su política ambiental.

El movimiento indígena ha logrado este domingo un triunfo político adicional en la consulta popular que se realizó en la región de Cuenca, donde se impuso el 'no' a la extracción minera en sus cinco ríos. Si Pérez finalmente pasa a la segunda vuelta, no solo recibiría el respaldo a regañadientes de parte de la derecha, sino de las pequeñas agrupaciones progresistas que existen en Ecuador y tampoco tienen un buen recuerdo de Correa. Su avance no ha sido la única sorpresa de la noche electoral. Xavier Hervas, el abanderado de Izquierda Democrática, fue votado por el 16,28% de los electores. El empresario centró su campaña en las redes sociales y tuvo un éxito que ninguna encuesta previa había contemplado. En la noche del domingo, todos los competidores salieron a cortejarlo. "Hervas ha apelado a la juventud, en una clara señal de renovación generacional", le tendió su mano Arauz.

La derrota de Moreno

Noticias relacionadas

El gran perdedor de la jornada fue el presidente. Llegó al poder en 2017, de la mano de Correa. Lo traicionó a las pocas semanas. Su pirueta política incluyó no solo una estrecha alianza con la Administración Trump, sino un fuerte giro neoliberal en materia económica.

Además de enfrentar un estallido popular, detonado por el aumento del precio del transporte, es fuertemente criticado por su manejo de la pandemia en un país que ha tenido más de 15.000 muertos por covid-19. Su popularidad es del 7%. "Soy un demócrata que defiende la libertad para elegir y ser elegido. Junto a la ciudadanía, estaremos atentos a que se honre la voluntad popular con la debida transparencia", dijo antes de que la furia de los principales candidatos apuntara contra el CNE.

Temas

Ecuador