Restricciones en la UE por la pandemia

Portugal prohíbe la salida de sus ciudadanos durante quince días

El país ha aprobado una nueva prórroga del estado de emergencia que permite el cierre de fronteras con España

Ambulancias con pacientes covid frente al hospital de Santa Maria, en Lisboa.

Ambulancias con pacientes covid frente al hospital de Santa Maria, en Lisboa. / Cynthia de Benito (Efe)

1
Se lee en minutos
Lucas Font

El Gobierno portugués prohibirá la salida de los ciudadanos nacionales a terceros países durante al menos dos semanas, salvo en casos excepcionales. Lo ha adelantado el ministro de Administración Interna, Eduardo Cabrita, durante el debate de renovación del estado de emergencia este jueves en el Parlamento. “Para proteger a los ciudadanos nacionales y para contribuir a la reducción de los contagios, el Gobierno adoptará la limitación de desplazamientos al exterior de ciudadanos nacionales por vía aérea, fluvial o terrestre”, ha asegurado Cabrita.

 En el caso de las entradas al país, el ministro no ha especificado si estará permitida la entrada de ciudadanos extranjeros, pero sí ha anunciado que el Ejecutivo exigirá pruebas PCR negativas y cuarentenas obligatorias. “Contribuiremos en la decisión europea que limita los vuelos entre áreas de riesgo en toda la Unión Europea y pasa a exigir tests y cuarentenas por decisión articulada”, ha explicado..

 Además, el Gobierno contempla la contratación de sanitarios jubilados y extranjeros, así como de la educación a distancia -los colegios están cerrados en este momento sin posibilidad de continuar las clases desde casa-. Unas medidas que el Gobierno ha introducido tras registrar un nuevo récord de muertes y de contagios diarios: 303 personas han perdido la vida y 16.432 han dado positivo en las últimas horas.

Lisboa, la más afectada

 La situación en Portugal se encuentra actualmente descontrolada. Los hospitales están al borde de su capacidad y la ministra de Salud ya ha ordenado a todos los centros de la región de Lisboa -la más afectada en este momento- que habiliten todas las camas que tengan disponibles. Varios hospitales de la capital han trasladado pacientes a otras regiones en los últimos días, mientras que el personal sanitario apenas puede dar respuesta a la gran cantidad de enfermos que llegan a las puertas de urgencias.

 La ministra de Salud, Marta Temido, ha atribuido la grave situación a la rápida expansión de la cepa británica en el país. Según Temido, cinco de cada diez nuevos positivos en la región de Lisboa tienen esta variante, mientras que en todo el país ya son tres de cada diez. Según el último boletín de la Dirección General de Salud, la mortalidad asociada a esta cepa es 1,5 veces mayor que la variante inicial.  

 

Noticias relacionadas