Amenaza de la nueva cepa

Reino Unido impondrá una cuarentena obligatoria para viajeros de países con altos contagios y nuevas cepas

Reino Unido es el país más castigado de Europa por la pandemia tras superar las 100.000 muertes confirmadas por covid-19

El primer ministro británico, Boris Johnson, en la rueda de prensa de este sábado en la que ha anunciado las nuevas restricciones.

El primer ministro británico, Boris Johnson, en la rueda de prensa de este sábado en la que ha anunciado las nuevas restricciones. / TOBY MELVILLE (REUTERS)

Se lee en minutos

El Reino Unido sigue los pasos de China impondrá el aislamiento obligatorio de 10 días en hoteles a todos los pasajeros procedentes de un total de 22 países situados en Suramérica y el sur de África, además de Panamá y Portugal. Con este reforzamiento en el control fronterizo, las autoridades británicas esperan impedir la llegada de nuevas cepas de coronavirus detectadas en esas zonas. “Vamos a pedir a todos a los que no se les pueda rechazar la entrada que se aíslen en el alojamiento que proporcione el Gobierno, como hoteles, durante 10 días sin excepción”, ha anunciado Boris Johnson en la Cámara de los Comunes. La entrada en vigor de la nueva disposición no ha sido dada a conocer. La ministra de Interior, Priti Patel, ha indicado que los detalles del plan de aislamiento serán anunciados la próxima semana.

 De acuerdo con los nuevos controles, los viajeros serán transportados directamente al lugar de la cuarentena. Los hoteles estarán vigilados por un servicio de seguridad, para asegurarse que no abandonan el recinto y presumiblemente su habitación. Los gastos del alojamiento corren a cargo de los clientes forzosos y el montó estaría, según estimaciones, entre los 1.100 y los 1.700 euros. Las medidas conciernen tanto a los británicos y residentes en el país como a los extranjeros que llegan de esos destinos de la llamada “lista roja”.

Insuficiente

El responsable de Interior de la oposición laborista, Nick Thomas-Symonds, considera que el plan cuarentena en los hoteles “no va suficientemente lejos”. Los controles fronterizos, afirmó, respondiendo a Patel, son “el talón de Aquiles” de la respuesta del Gobierno a la pandemia. La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, también opina que las medidas “no van todo lo lejos que deberían”.  Sturgeon dejo claro que, aunque su preferencia es que Escocia adopte la misma estrategia conjunta que el resto del Reino Unido, está dispuesta a considerar decisiones más drásticas por su cuenta, si el Gobierno británico no lo hace.

 La industria del turismo y el transporte, especialmente la aviación, se pregunta cuándo tiempo llevará volver a la normalidad y qué plan existe para salir de esta situación. La organización sectorial Airlines UK anunció que respalda al Gobierno, pero sus miembros quieren más ayudas y temen que Johnson y su equipo terminen obligando a confinarse en los hoteles a los procedentes de cualquier país en el futuro.

 Nuevo retraso de la vuelta al colegioEl Reino Unido se convirtió este martes en el país más castigado de Europa por la pandemia tras superar las 100.000 muertes confirmadas por covid-19. Sumido en una ola imparable de contagios atribuida a su propia variante del coronavirus, más contagiosa y posiblemente más letal, el ejecutivo no quiere correr nuevos riesgos. El líder de la oposición, Keir Starmer se preguntó cómo es posible tener la cifra de fallecidos más alta de Europa y una de las más altas del mundo.

Te puede interesar

Starmer Acusó a Johnson y a su Gobierno de haber “actuado tarde”, una y otra vez frente y de "no haber aprendido la lección”.  El primer ministro respondió a la defensiva que no hay “una respuesta fácil” a la pandemia y repitió que él y su gobierno asumían “toda la responsabilidad”. Johnson anunció que el próximo 22 de febrero presentará un plan de salida escalonado del actual confinamiento en Inglaterra. La vuelta a la escuela se retrasa nuevamente hasta al menos el 8 de marzo y eso, si el plan de vacunación funciona como está previsto.