denuncias infundadas

Una empresa de votación demanda por difamación a Rudy Giuliani, el abogado de Trump

  • La compañía reclama una indemnización de 1.300 millones por lanzar falsas acusaciones sobre fraude electoral en EEUU

(FILES) In this file photo taken on November 19  2020 Trump s personal lawyer Rudy Giuliani speaks during a press conference at the Republican National Committee headquarters in Washington  DC  - US president Donald Trump announces on December 6  2020 his lawyer Giuliani tests positive for Covid-19  (Photo by MANDEL NGAN   AFP)

(FILES) In this file photo taken on November 19 2020 Trump s personal lawyer Rudy Giuliani speaks during a press conference at the Republican National Committee headquarters in Washington DC - US president Donald Trump announces on December 6 2020 his lawyer Giuliani tests positive for Covid-19 (Photo by MANDEL NGAN AFP) / MANDEL NGAN

Se lee en minutos

El Periódico / Agencias

La compañía de máquinas de votación Dominion Voting Systems demandó este lunes por difamación al exalcalde de Nueva York y abogado personal del expresidente Donald Trump, Rudy Giuliani, al que reclama una indemnización de 1.300 millones de dólares.

Giuliani fue una de las cabezas más visibles del equipo legal de Trump que defendió las denuncias del gobernante de que había sido objeto de un fraude electoral en el que, según él, estaba implicado Dominion, y que no pudieron demostrar en las numerosas demandas judiciales que presentaron.

"Tal como pretendían Giuliani y sus aliados, la Gran Mentira (del fraude) se volvió viral en las redes sociales cuando la gente tuiteó, retuiteó y se enfureció porque Dominion les había robado sus votos", reza la demanda presentada en un tribunal de Washington.

Según los abogados de la empresa de sistemas de votación, esta campaña ocasionó un "daño sin precedentes al negocio y la reputación de Dominion", un perjuicio que creen "irreparable" debido a que "millones de personas" creyeron las denuncias infundadas.

Vinculación con Venezuela

La demanda señala que, aunque Giuliani difundió públicamente la idea falsa de que Dominion fue fundada en Venezuela para amañar las elecciones a favor del Gobierno del entonces presidente Hugo Chávez, en las querellas que presentó ante los tribunales para disputar en nombre de Trump los resultados electorales no hizo esas alegaciones.

El pasado 8 de enero, la empresa, que provee equipos y programas de computación y tabulación para procesos electorales, ya había demandado a Sidney Powell, otro miembro del equipo legal de Trump.

Powell fue la promotora más visible de las denuncias del equipo legal de Trump defendió de que Dominion, con dinero de Venezuela, manipuló los votos de las elecciones de noviembre, en las que el candidato demócrata, Joe Biden, derrotó a Trump.

Alegaciones falsas

Dicha demanda, que se presentó también ante un tribunal federal de Washington D.C., indicó que con sus "alegaciones falsas" Powell causó daños y pérdida de valor a la firma, además de haber puesto en peligro a sus empleados.

Los abogados de Trump aseguraron que el sistema de votación de Dominion se creó en Venezuela para manipular las elecciones del entonces presidente Hugo Chávez, y que cuenta con algoritmos secretos que favorecieron a Biden.

Powell llegó a prometer que divulgaría un video en el cual el fundador de la firma, John Poulos, aparecería diciendo que podía "cambiar un millón de votos sin problemas", pero nunca lo presentó.

En diciembre, Poulos envió a Powell una carta exigiéndole que se retractara de sus acusaciones, y esta le respondió que "no se retractaba de cosa alguna".

Te puede interesar

La querella apunta, asimismo, el de enero, horas antes de que una multitud de seguidores de Trump asaltase violentamente la sede del Congreso, en Washington, Guiuliani siguió repitiendo sus acusaciones de fraude contra Dominion, de las que nunca se ha retractado.

De acuerdo Dominion, "lejos de haber sido creada en Venezuela para manipular las elecciones de un dictador venezolano ahora difunto, Dominion se fundó en Toronto (Canadá) con el propósito de crear un sistema de votación que puede auditarse plenamente con documentos en papel, y que permite que las personas con discapacidades voten independientemente con sufragios en papel, verificables".