En Colombia

Comunes, el nuevo nombre del partido político de las FARC

  • Sustituye así a su actual nomenclatura, Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, que hacía "inevitable" el vínculo con la guerrilla por sus siglas idénticas

Rodrigo Londoño, presidente del partido FARC y antiguo líder de la guerrilla, durante una reciente rueda de prensa.

Rodrigo Londoño, presidente del partido FARC y antiguo líder de la guerrilla, durante una reciente rueda de prensa. / EFE

Se lee en minutos

La sigla FARC ya forma parte de la historia colombiana. Tras los acuerdos de paz de fines de 2016, la guerrilla se transformó en partido político: Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC). Con ese nombre se buscó preservar el linaje de los hombres y mujeres que habían abandonado las armas. Pero el intento resultó polémico desde el vamos. Ese juego de palabras no tuvo el efecto esperado. La nomenclatura siguió siendo leída en clave del antiguo conflicto, con toda la carga de rechazos que eso provocaba. Un mal resultado electoral en 2018 y las numerosas dificultades de inserción política posteriores, terminaron este fin de semana por enterrar el nombre elegido. En adelante, los herederos de las antiguas FARC serán conocidos solamente como Comunes.

Rodrigo Londoño, conocido como Timochnenko en sus días de comandante guerrillero, y principal figura de la agrupación surgida de sus entrañas, explicó la necesidad del cambio. "La práctica nos ha demostrado que seguir ejerciendo la política en Colombia con el nombre de FARC, como participante de un conflicto, de una guerra, la gente lo relaciona siempre con este conflicto, por eso creemos que para podernos acercar más a las personas era importante cambiar el nombre".

Griselda Lobo, conocida como "Sandra Ramírez", fue una de las primeras en dar a conocer la novedad en un video publicado en sus redes sociales. Lo único que preservará de la agrupación política fundada años atrás es el símbolo de la rosa, por lo general asociado con las tradiciones de la socialdemocracia europea. Por lo demás, Comunes deberá empezar de nuevo desde cero, anotándose ante el Consejo Nacional Electoral como partido nuevo.

"La práctica, la realidad, demostró que no fue lo más acertado (mantener el nombre FARC). Espero que en esta segunda asamblea extraordinaria del partido, por la vida, por la paz con justicia social, la militancia debata este tema y cambiemos el nombre del partido", había señalado Londoño el pasado 20 de enero, como si se tratara de un certificado de defunción.

Un historial de problemas

Las dificultades de las FARC tras el acuerdo de paz no solo tuvieron que ver con los fracasos electorales. Desde la histórica firma del acuerdo entre Londoño y el entonces presidente Juan Manuel Santos han sido asesinados unos 250 ex combatientes, gran parte de ellos en antiguas zonas de conflicto donde intentaban insertarse socialmente. En este contexto de adversidades, Iván Márquez, uno de los negociadores del acuerdo, y otros dirigentes históricos, decidieron retomar hace dos años la lucha armada, al considerar que no existían garantías para los ex guerrilleros.

El cambio de nombre adoptado en la asamblea pretende en un plano dar respuesta a esos problemas. "Es una apuesta real y transformadora por la paz de Colombia", subrayó Comunes y ratificó su compromiso con lo pactado en La Habana. Los alcances de aquel acuerdo suelen ser impugnados por el Centro Democrático, el partido fundado por el ex presidente Álvaro Uribe al que pertenece el actual mandatario, Iván Duque.

El nuevo nombre surgió por “consenso” de los debates realizados en distintas regiones de Colombia por los integrantes de la agrupación. Comunes buscará con contribuir a la creación de un espacio amplio que permita garantizar el cumplimiento de lo suscrito en 2016.  "Ha llegado la hora de crear una gran coalición de fuerzas con todos los demócratas de este país. De construir, por fuera de todos los extremos, un frente que termine de consolidar la paz", se señaló.

Te puede interesar
Temas

FARC Colombia