Tras el ataque al Congreso

Una seguidora de Trump habría intentado vender el portátil robado de Nancy Pelosi a Rusia

  • El FBI investiga si la asaltante del Capitolio trató de de vender los datos de la presidenta de la Cámara de Representantes a la inteligencia rusa

Un seguidor de Trump, en el despacho de Nancy Pelosi.

Un seguidor de Trump, en el despacho de Nancy Pelosi. / EFE

Se lee en minutos

EFE

Las fuerzas del orden de los Estados Unidos están investigando si una mujer se llevó un ordenador portátil o un disco duro de la oficina de la Presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Nancy Pelosi, durante el asedio del Capitolio el 6 de enero e intentó vender el dispositivo a la inteligencia rusa, según un expediente judicial.

Un agente del FBI reveló los detalles en una declaración jurada publicada el domingo por la noche en la que se esbozaba un caso penal contra Riley June Williams, una mujer de Pensilvania acusada de irrumpir ilegalmente en el edificio del Capitolio y de dirigir a personas a la oficina de Pelosi.

El robo de aparatos electrónicos de las oficinas del Congreso ha sido una preocupación persistente tras el asedio de los partidarios del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Robos contra la seguridad nacional

El fiscal en funciones Michael Sherwin dijo después del ataque que algunos de los robos podrían haber puesto en peligro lo que él describió como "valores de seguridad nacional".

Según la declaración jurada presentada en el Tribunal de Distrito de EEUU para el Distrito de Columbia, el FBI recibió una denuncia de alguien que declaró que era un ex compañero romántico de Williams.

Vender la información a Moscú

El informante dijo que Williams "tenía la intención de enviar el dispositivo informático a un amigo en Rusia, que luego planeaba vender el dispositivo a la SVR, el servicio de inteligencia exterior de Rusia", según la declaración jurada.

Según el informante, "la transferencia del dispositivo informático a Rusia se frustró por razones desconocidas y Williams todavía tiene el dispositivo informático o lo ha destruido", según la declaración jurada. La investigación sigue abierta.

Ladrona a la fuga

Te puede interesar

Según el FBI, parece que Williams ha huido de una dirección cerca de Harrisburg, Pensilvania, que compartía con su madre, ha desactivado su número de teléfono y ha eliminado las cuentas de las redes sociales.

Dos días después del asedio al Capitolio, Hammill dijo que un portátil utilizado para presentaciones fue robado de una sala de conferencias en la oficina de Pelosi. No estaba claro si ese dispositivo era el que Williams fue acusado de tomar.