Más de 9.000 personas

Guatemala disuelve a golpes la caravana migrante hondureña

Un total de 500 agentes de la Policía Nacional Civil y soldados del Ejército de Guatemala desalojaron la carretera

La policía guatemalteca desaloja la caravana migrante hondureña

La policía guatemalteca desaloja la caravana migrante hondureña / AFP

Se lee en minutos

El Periódico

Las fuerzas de seguridad de Guatemala disolvieron este lunes a la fuerza una caravana migrante compuesta por más de 9.000 hondureños que buscaba llegar a Estados Unidos.

Según las fuentes, unos 500 agentes de la Policía Nacional Civil y soldados del Ejército de Guatemala desalojaron la carretera donde los migrantes se encontraban varados desde el pasado sábado en el departamento de Chiquimula, cercano a la frontera con Honduras y ubicado unos 200 kilómetros al este de la capital del país.

Tres días cortada

El contingente policial avanzó con fuerza sobre la masa, haciendo un fuerte ruido mediante el golpe de sus macanas contra escudos, logrando que los migrantes retrocedieran y otros corrieran hacia los lados, dispersándose dentro del pueblo, pero aún en territorio guatemalteco. La ruta quedó despejada para el avance del transporte de carga, retenido más de tres días.

Los hondureños forman parte de una caravana migrante conformada por más de 9.000 personas, según cálculos oficiales, que salió desde San Pedro Sula, ciudad del norte de Honduras, en distintas fases los pasados miércoles, jueves y viernes.

Derechos Humanos

La Comisionada de Derechos Humanos en Honduras, Blanca Izaguirre, pidió este lunes a las autoridades correspondientes que respeten los derechos de la caravana de migrantes e instó a los países a crear mecanismos de coordinación regional para identificar a las personas que requieren protección.

Noticias relacionadas

En un pronunciamiento, Izaguirre hizo un llamamiento "a la calma" y exhortó de nuevo a los países en ruta de migrantes a "respetar la dignidad y hacer efectivos los derechos humanos de las personas que buscan el sueño americano".

"Los Estados deben garantizar que la migración sea regular, ordenada y segura para evitar que existan crímenes que atenten contra los compatriotas que se encuentran en contexto de migración", subrayó.