Nueva etapa en EEUU

El exdirector del FBI James Comey anticipa días "peligrosos" tras la salida de Trump

El exdirector del FBI, James Comey.

El exdirector del FBI, James Comey. / REUTERS / JONATHAN ERNST

Se lee en minutos

El Periódico

El exdirector del FBI James Comey alertó este domingo de que Estados Unidos afronta días "peligrosos" ante la salida del poder del actual presidente, el republicano Donald Trump, a quien comparó con un "capo mafioso".  "Nunca he visto a un adulto con mayor necesidad de reafirmación que Donald Trump. Solo lo he visto en niños de dos o tres años", afirmó Comey, a quien Trump despidió en el 2017. En el momento de su destitución, Comey investigaba los lazos de Rusia con el entorno del presidente de EEUU

"La reafirmación es como el aire (para él). La necesita constantemente y eso es lo que hace es que los próximos siete días sean tan peligrosos en Estados Unidos, porque él siente que la reafirmación se le está escurriendo de los dedos y sin duda se siente traicionado por quienes le rodean", ha señalado en una entrevista con el canal británico Sky News.  

El que fuera director del FBI asegura que Trump es "un demagogo populista capaz de decir cualquier cosa en cualquier momento para tratar de ganarse el apoyo de la gente". Y revela un aspecto turbador del presidente saliente: "Hay un aspecto que la gente no suele ver. Hay algo de amenazador en él que se siente en privado, pero no en público. Lo he notado cuando he estado sentado cerca de él. Constantemente me recordaba a un capo mafioso, porque he conocido a muchos capos de la mafia y he ayudado a meterles en la cárcel", ha apuntado. 

No es la primera vez que Comey se despacha con Trump. En el 2018, aseguró que el magnate "está moralmente incapacitado para ser presidente".

Te puede interesar

Cuestionado sobre la posibilidad de que se produzcan nuevos disturbios en los próximos días o semanas, Comey admite estar "preocupado" a ese respecto. "Hay personas armadas y perturbadas que creen que su país les está siendo arrebatado, y eso constituye una amenaza que las autoridades de Estados Unidos deben tomarse muy en serio", recalcó.

En las últimas horas Washington se ha blindado precisamente para evitar incidentes violentos antes o durante la toma de posesión de Joe Biden como 46 presidente de EEUU, prevista para este 20 de enero.