Tensión en EEUU

Washington se blinda ante la amenaza de disturbios en la toma de posesión de Biden

  • La ciudad cierra el Monumento a Washington, así como el acceso y los aparcamientos de los parques del complejo

  • La alcaldesa de la capital pide que se prohíban las reuniones públicas hasta el 24 de enero

Seguidores de Donald Trump inundan el National Mall en la manifestación del pasado 6 de enero en Washington.

Seguidores de Donald Trump inundan el National Mall en la manifestación del pasado 6 de enero en Washington. / CARLOS BARRIA (REUTERS)

Se lee en minutos

Ante la amenaza de nuevos disturbios en Washington tras el asalto al Capitolio llevado a cabo por seguidores del presidente Donald Trump, las autoridades están instando a la policía a tomar precauciones cara a la toma de posesión de Joe Biden, que tendrá lugar el próximo miércoles, 20 de enero. Y ya se han tomado algunas decisiones, como el cierre del popular Monumento a Washington.

El Servicio de Parques Nacionales ha anunciado este lunes el cierre del monumento hasta el próximo 24 de enero, así como el acceso a carreteras, áreas de aparcamiento y servicios públicos en el National Mall y los Parques del Memorial con el objeto de "proteger la seguridad pública y los recursos del parque". Igualmente, ha suspendido los recorridos turísticos por el Monumento a Washington.

También se desplegarán 15.000 miembros de la Guardia Nacional, según anunció el jefe de la Oficina de la Guardia Nacional de Estados Unidos, el general Daniel Hokanson. Unos 6.200 militares de la Guardia Nacional están en estos momentos movilizados en respuesta al asalto al Capitolio de simpatizantes del presidente saliente, Donald Trump, el pasado 6 de enero y está previsto que para el 16 de enero haya en la capital federal 10.000 efectivos de la Guardia Nacional.

La alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, había pedido este lunes al Departamento de Seguridad Nacional reforzar la seguridad en torno al Capitolio de cara a la sesión de investidura de presidente electo, Joe Biden. Tras el asalto, la edil ha enviado una carta al secretario interino de Seguridad Nacional, Chad Wolf, al que ha solicitado extender los dispositivos especiales de seguridad hasta el 24 de enero.

Prohibir las reuniones públicas

Bowser ha pedido también un nuevo enfoque de la seguridad y ha presentado una solicitud de una "declaración previa al desastre" para permitir la asistencia federal. Asimismo, ha reclamado que se cancelen los permisos de reunión pública hasta el 24 de enero.

El presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff, ha afirmado este lunes en declaraciones a la CBS que existe el riesgo de que Trump "siga incitando a sus seguidores a más actividades violentas, destinadas a detener la transición pacífica del poder", por lo que confió en que la policía garantice un evento seguro.

Noticias relacionadas

El Comité Presidencial inaugural ha pedido a los ciudadanos que no viajen a la inauguración, y ha explicado que el National Mall de Washington estará cubierto con 191.500 banderas de diferentes tamaños, para representar a las multitudes desaparecidas.

Una inauguración presidencial de Estados Unidos atrae tradicionalmente a cientos de miles de visitantes a la capital de Estados Unidos, pero las ceremonias se han reducido drásticamente debido a la pandemia de covid-19.