Crimen organizado

Italia investiga el 'fondo soberano' de las tres mafias italianas

  • El capital acumulado desde los años 80 asciende a 500.000 millones de euros distribuidos en institutos financieros de todo el mundo

  • Las cantidades son casi cuatro veces mayores que las que recibirá España de los fondos europeos

Un policía italiano monta guardia en Milán.

Un policía italiano monta guardia en Milán. / MATTEO CORNER (EFE)

Se lee en minutos

El botín de las tres mafias italianas acumulado desde los años 80 del siglo pasado asciende a unos 500.000 millones de euros, cuatro veces más que el monto de las ayudas que España recibirá de la Unión Europea con el plan de recuperación (140.000 millones). De esta cantidad, 36.000 millones del mismo se encuentran a disposición inmediata en metálico para los asuntos de envergadura urgentes que hagan falta, mientras que el resto está diseminado en decenas de financieras y cuentas corrientes abiertas en paraísos fiscales y casi siempre fuera de la Unión Europea.

La revelación, que debido a la pandemia y a las fiestas navideñas ha pasado un tanto desapercibida, se encuentra en los documentos de un sumario que está llevando la fiscalía de Reggio Calabria, en el sur de la península. Es el "fondo de recuperación de los clanes", según lo ha definido el diario 'Il Fatto Quotidiano'.

Además, la fiscalía de la región más pobre de Italia está investigando otra operación de blanqueo por valor de 133.000 millones. En ambos casos aparece como 'gestor' Roberto Recordare, de 54 años, empresario y financiero con bufete en Palmi (Calabria), amante del deporte y especializado en electrónica, aunque principalmente en el ocultamiento de importes astronómicos de dinero del crimen organizado. Gracias a su papel como "sujeto confidencial de la 'Ndrangheta", la mafia de Calabria. "Estamos poniendo el mundo patas arriba, los equilibrios mundiales", afirmaba en una conversación citada en el sumario. "El Rey Midas del dinero sucio", lo definió 'Domani', uno de los dos diarios que han desvelado el caso.

Los clientes del desconocido financiero mafioso serían el clan de la 'Ndrangheta Parrello-Gagliostro de Palmi (Calabria), la "familia" de Cosa Nostra Alvaro di Sinopoli (Sicilia) y el clan Iarunese de la Camorra (Nápoles, Campania), representados a su vez por 12 directivos italianos y extranjeros. Recordare sería, de acuerdo con la documentación, la mente económico-financiera de ese cártel formado por las tres mafias del país.

Claves a la papelera

Varias anécdotas revelan los niveles en los que se mueve el financiero investigado. En una conversación pinchada por orden judicial, Recordare explica a su interlocutor que, al intuir que iba a ser registrado en el aeropuerto romano de Fiumicino, tiró a una papelera un sobre con las claves para gestionar "más o menos 100.000 millones de euros, o una cantidad por el estilo". "Luego vuelvo a buscarlo", dice. En el parte, los policías anotaron: "Se considera que se trataba de capitales blanqueados, presumiblemente ingresos de tráficos ilícitos de armas y droga, sin excluir extorsiones, usura y otras conductas delictivas (…), para que no transitasen en Europa y sobretodo en Italia".

Te puede interesar

En otra conversación, Recordare comenta la determinación investigadora de los magistrados de Reggio Calabria. "No se asustan por nada, ni si de vez en cuando ven saltar a alguno por los aires". Y en una tercera conversación comenta a su interlocutor el asesinato con una bomba en el coche de la periodista maltesa Daphne Caruana Galizia, en el 2017: "Están todavía recogiendo los pedazos de aquella de Malta", ironiza Recordare. Malta aparece con frecuencia en los papeles que atañen al financiero, cuya presencia e intereses en la isla ya fueron ventilados por los documentos filtrados en lo que se conoce como 'Paradise Papers'.

Para poder desplazar sumas de tal envergadura de un lado a otro del planeta, el jefe mafioso contaba con numerosas complicidades en los altos niveles de bancos y financieras, lo que comporta la corrupción de muchas personas. En el sumario consta la producción para él de pasaportes falsos "idénticos a los oficiales" en Afganistán, el uso del Banco Nacional de Dinamarca como punto de partida hacia institutos de crédito en Hong Kong, Chipre, Dubái, Londres, Turquía, Georgia, Tayikistán, Malasia, Túnez, Montecarlo e incluso la colaboración de personas de la Soberana Orden Militar de los Caballeros de Malta, que tienen su sede mundial en Roma y son como una especie de Estado sin territorio definido, con matrículas y sellos propios de una nación. Aunque oficialmente es una institución dedicada oficialmente a "operaciones humanitarias".

Temas

Mafia Italia