Según 'The New York Times'

Trump se planteó desplegar al Ejército para repetir las elecciones

  • El diario 'The New York Times' asegura que el presidente de EE UU planteó nombrar como su consejera a una abogada conocida por difundir teorías de la conspiración
Trump, en una imagen del pasado 12 de diciembre a su llegada a la Casa Blanca.

Trump, en una imagen del pasado 12 de diciembre a su llegada a la Casa Blanca. / EFE

1
Se lee en minutos
Europa Press

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, propuso en una reunión nombrar consejera presidencial para probar el presunto fraude en las elecciones a Sidney Powell, una abogada que llegó a difundir teorías de la conspiración como que las maquinas de contar votos habían sido diseñadas en Venezuela durante el gobierno de Hugo Chávez (fallecido en 2013).

Según 'The New York Times', en esta reunión, Trump también habría preguntado sobre la posibilidad de declarar la ley marcial y desplegar al Ejército para celebrar las elecciones de nuevo, algo que este ha negado en Twitter.

Esta posibilidad fue mencionada en una televisión por el exasesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn, que habría estado presente en la reunión y que ha sido recientemente indultado por Trump después de haber admitido mentir dos veces al FBI sobre sus contactos con la diplomacia rusa antes de las elecciones que ganó el presidente en 2016.

Por su parte, Powell formó parte del equipo de Trump que buscaba probar el presunto fraude electoral, del que no ha encontrado ninguna prueba y que ha sido incapaz de probar ante la Justicia, sin embargo fue despedida, aunque siguió presentando demandas a titulo personal. El puesto para el que Trump la propuso incluiría acceso a informes de seguridad nacional.

Noticias relacionadas

La gran mayoría de los asistentes entre los que se encontraba el jefe de Gabinete, Mark Meadows, y el asesor Pat A. Cipelone, se mostraron "agresivamente" en contra de ambas ideas.

Asimismo, según la misma información, el asesor judicial del presidente, Rudy Giuliani, preguntó al Departamento de Seguridad Nacional si podrían incautar las máquinas que contaban los votos para analizarlas, una petición que fue desechada por carecer de base legal.