Anuncio en París

Sánchez impulsa ante la OCDE un plan internacional de movilidad segura frente al covid

  • Junto a Emmanuel Macron y al líder de la OCDE, Ángel Gurría, el presidente español conmemora en París el 60ª aniversario del organismo económico
  • El jefe del Ejecutivo defiende la revalorización del salario mínimo para frenar la desigualdad
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en el acto del 60º aniversario de la OCDE en presencia de Emmanuel Macron, este lunes en París.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en el acto del 60º aniversario de la OCDE en presencia de Emmanuel Macron, este lunes en París. / BORJA PUIG DE LA BELLACASA (EFE)

4
Se lee en minutos
Irene Casado Sánchez
Irene Casado Sánchez

Periodista

ver +

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentó este lunes en París su iniciativa de "movilidad internacional segura frente al covid-19", una hoja de ruta destinada a coordinar y desarrollar una estrategia común para poner en marcha un sistema armonizado que permita la reapertura de las fronteras.

En un acto para conmemorar el sexagésimo aniversario de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Sánchez avanzó los detalles de su iniciativa, que prevé que los países acuerden un protocolo que establezca de forma clara qué pruebas, certificaciones o cuarentenas se exigen en diferentes circunstancias epidemiológicas en el país de origen y en el de destino.

Según dicho plan, también será necesario consensuar la documentación y los procedimientos necesarios para viajar, así como las autoridades emisoras reconocidas en el país de origen. El objetivo es tratar de recuperar la movilidad a nivel internacional ya que es "urgente" mitigar las consecuencias económicas a largo plazo de la pandemia, señala un comunicado oficial.

En su discurso, Sánchez consideró que el multilateralismo no solo jugaría un papel fundamental en la gestión fronteriza, también sería uno de los pilares de la reconstrucción económica. “Solo si todos trabajamos juntos, lograremos nuestros objetivos con éxito”, defendió Sánchez haciendo hincapié en la necesidad de un multilateralismo renovado capaz de hacer frente a los principales desafíos internacionales.

"[La crisis sanitaria] tiene que ser un acelerador de las reformas a nivel nacional e internacional", insistió el jefe de Gobierno, antes de defender un "compromiso" capaz de establecer "reglas de juego equitativas en un marco multilateral para afrontar los retos del cambio climático y la erradicación de la pobreza".

Nuevo modelo

Según Sánchez, este contexto marcado por la crisis sanitaria, económica y social, “requiere un nuevo modelo de crecimiento que combine la igualdad de oportunidades, incluyendo la igualdad de género, la cohesión social y territorial, la innovación tecnológica y la sostenibilidad medioambiental”. La inversión pública sería un elemento clave para transformar a los Estados en los principales promotores de un desarrollo sostenible. En pleno debate presupuestario, el presidente del Gobierno aseguró que el objetivo de sus Presupuestos Generales coincide con dichas exigencias. 

El presidente español también destacó que el refuerzo del multilateralismo debe ser uno de los elementos clave para establecer políticas más justas y coordinar las respuestas económicas y sociales a nivel internacional con el objetivo de frenar las desigualdades provocadas o acrecentadas por la crisis sanitaria.

"La crisis de la covid-19 ha empeorado la desigualdad de salarios, afectando más a los trabajadores de bajos salarios, a las mujeres y a los jóvenes", subrayó Sánchez. "Estamos en un momento crucial de nuestra historia, en el que la idea de que el crecimiento aumenta automáticamente el bienestar de todos los sectores de la sociedad ha quedado desacreditada: en el mundo desarrollado la clase media cada vez es menor", continúo el presidente antes de abordar una cuestión clave: la revalorización del salario mínimo. "Es hora de que las normativas laborales y el diálogo social mejoren", insistió durante su intervención, una declaración de principios teniendo en cuenta el debate actual sobre el aumento o la congelación del salario mínimo en el seno de su Gobierno.

España, a la cabeza de la presidencia rotatoria de la Reunión Ministerial del Consejo de la OCDE este 2020, "ha liderado [el organismo] con resultados francamente positivos, en un contexto tan difícil", se felicitó el presidente, quien también reconoció la labor del mexicano Ángel Gurría, al frente del club de los países desarrollados, cuyo mandato finaliza a mediados del próximo año.

La crisis más grave desde 1945

"Creada en 1948 para administrar la ayuda estadounidense y canadiense en el marco del Plan Marshall para la recuperación de la II Guerra Mundial. La solidaridad, la ambición y la cooperación internacional fueron el núcleo del Plan Marshall y la creación de la OCDE. Hoy, una vez más, y quizás más que en cualquier otro momento de los últimos 60 años, el mundo necesita inspirarse en estos valores al enfrentarse a la crisis sanitaria, económica y social más grave desde 1945", recalcan Pedro Sánchez y Ángel Gurría en una tribuna publicada por el diario Le Monde este lunes.

Hace tan solo unas semanas, el organismo económico alertó de que "el proteccionismo y el cierre de fronteras no son la respuesta" a la crisis sanitaria, lanzando un alegato en favor de la coordinación y cooperación a nivel mundial. En esta misma línea, el mandatario español y el líder del 'think-tank' estiman que "los desafíos que se avecinan son demasiado grandes para que un país los afronte solo. Sólo mediante la acción colectiva podremos superarlos y 'reconstruir mejor', centrándonos en economías y sociedades más verdes, inclusivas y resistentes".

Noticias relacionadas

Tras su paso por la sede de la OCDE, Pedro Sánchez se dio cita con su homólogo francés en el Palacio del Elíseo, según La Moncloa, ambos mandatarios abordaron temas como el clima, las desigualdades, la fiscalización de la economía digital y la misión de la OCDE en el seno del sistema multilateral.

Aunque el encuentro entre Sánchez y Macron se celebró a puerta cerrada, el presidente francés explicó en su intervención en la OCDE su interpretación de la crisis. Para empezar, "ningún país debe depender de un único socio para sus suministros estratégicos […] tenemos que optar por una cooperación que no es ni la dependencia exclusiva ni el aislacionismo nacionalista"; segundo, "tenemos que coordinar mejor nuestra acción"; tercero, "necesitamos una tributación más justa, un puñado de empresas digitales no pagan su cuota justa de impuestos y esto es cada vez más inaceptable para nuestros ciudadanos"; y por último, "necesitamos un modelo más verde", analizó Macron. Un análisis que, a primera vista, parece más que alineado al del jefe del Ejecutivo español.