Coronavirus en Europa

Italia sigue al límite y registra 761 muertos desde ayer

El país transalpino contabilizó el jueves una cifra máxima de 887 muertes por covid lejos de las 500 que se venían contabilizando la semana anterior

Giuseppe Conte, en el Congreso italiano en una foto de archivo.

Giuseppe Conte, en el Congreso italiano en una foto de archivo. / REUTERS / REMO CASILLI

Se lee en minutos

El Periódico

 Italia ha registrado 761 muertos las últimas 24 horas por covid, una cifra menor que los 887 del jueves, pero aun muy elevada, y con ellos, son ya 63.387 los fallecidos totales desde que se inició esta crisis sanitaria en febrero, de acuerdo con los datos del Ministerio de Sanidad.

En esta última jornada se han registrado 18.727 nuevos contagios, en la línea de los últimos días, cuando se han realizado casi 190.000 pruebas de detección. Con esta relación, la tasa de positivos respecto a los test se mantiene estable, en el 9,8%.

Pese a la alta cantidad de fallecimientos, lo positivo es que siguen reduciéndose los hospitalizados, que ya son 28.562 (526 menos que ayer), pero siguen en cuidados intensivos 3.265, al reducirse solo en 26 respecto al jueves.

Restricciones

El Gobierno de Giuseppe Conte está recibiendo muchas presiones, tanto de alcaldes de algunas localidades como de la oposición e incluso de algunos sectores de la mayoría parlamentaria que sustenta el Ejecutivo de coalición para que se relajen algunas normas del decreto para las fiestas navideñas. En concreto, se pide que se permita viajar de un municipio a otro en Navidad y Año Nuevo, algo que el actual decreto veta.

Te puede interesar

El ministro de Sanidad, Roberto Speranza, es partidario de mantener la línea dura: "Si tengo alguna duda, es sobre si en Navidad debemos apretar aún más, no aflojar", afirmó. En Bruselas, donde participa en una cumbre europea, Conte ha dicho que en caso de aceptarse algunas excepciones, "se necesita mucha precaución".

Según los medios, se estarían analizando dos hipótesis: permitir una excepción a quienes viven en municipios con menos de 5.000 habitantes -considerados más penalizados que las grandes ciudades- o aflojar la medida de manera generalizada a nivel provincial.