Elecciones en EEUU

Google vuelve a permitir la publicación de propaganda política

  • El gigante tecnológico levantará la limitación que estableció para evitar la propagación de desinformación alrededor de las elecciones presidenciales en Estados Unidos
Un usuario de Google.

Un usuario de Google. / ARCHIVO

1
Se lee en minutos
Carles Planas Bou
Carles Planas Bou

Periodista

Especialista en Redes, algoritmos y la intersección entre política y tecnología

Escribe desde Barcelona

ver +

A partir de este jueves 10 de diciembre la propaganda política volverá a estar activa en Google. De esta manera, el gigante tecnológico revierte la limitación que estableció con el objetivo de evitar la propagación de desinformación sobre las elecciones presidenciales en Estados Unidos, en las que el demócrata Joe Biden derrotó al presidente Donald Trump.

El pasado 3 de noviembre, día de la jornada electoral, Google y Facebook adoptaron la decisión de “pausar temporalmente” la publicidad política en sus plataformas para tratar de frenar la difusión de bulos y teorías de la conspiración. Sin embargo, más de un mes después de los comicios Trump sigue defendiendo a la desesperada una causa de supuesto fraude electoral generalizado que ha sido desestimada por todos los tribunales.

La medida se implementó como parte de su política de “eventos sensibles”, en la que además de estas elecciones también figuran otros casos como desastres naturales o emergencias de salud pública en los que la confusión generada puede ser explotada por las partes interesadas. Google da marcha atrás ahora porque considera que, con los resultados certificados por la mayoría suficiente de estados, el período postelectoral “ya no se considera sensible”, según informó a Reuters.

Impacto político

Noticias relacionadas

Tras su impacto en las elecciones de 2016 y las críticas recibidas por su inacción, este año las grandes plataformas digitales han empezado a reforzar sus políticas de moderación de contenido. Twitter ya prohibió los anuncios políticos el año pasado y ahora han sido Google y Facebook las que han seguido esos pasos, aunque temporalmente. La semana pasada la red social de Mark Zuckerberg anunció la prohibición de falsedades sobre el covid-19.

Tanto demócratas como republicanos han criticado la prohibición de anuncios políticos en las plataformas, pues señalan que eso beneficia a los políticos que tienen muchos seguidores en sus perfiles en redes sociales y que no necesitan de publicidad para hacer llegar ese mensaje. Desde el punto de vista de los anuncios políticos, estas han sido las elecciones más caras de la historia.