Crsisis en Roma

El Gobierno italiano, en peligro de ruptura

Los Indignados, socios en el Ejecutivo, se plantan contra la reforma del Mecanismo de Estabilidad Europeo

Conte afronta una votación crucial en el Senado que puede acabar con la convocatoria de elecciones

Giuseppe Conte, en el Congreso italiano en una foto de archivo.

Giuseppe Conte, en el Congreso italiano en una foto de archivo. / REUTERS / REMO CASILLI

Se lee en minutos

El gobierno de coalición presidido por Giuseppe Conte puede entrar en crisis este miércoles, en plena pandemia. La cita crucial será en el Senado, donde el primer ministro presentará una moción para aprobar la reforma del MEDE o Mecanismo Europeo de Estabilidad bendecida por la UE la semana pasada. Se oponen 16 senadores del Movimiento 5 Estrellas (M5S), que forman parte de la mayoría junto con los progresistas (PD). El Ejecutivo cuenta con un margen de entre cuatro y siete diputados respecto a la mayoría simple de 161, pero el rechazo de los 16 pone en peligro al Gabinete y puede acabar en la convocatoria de elecciones generales. Forza Italia de Silvio Berlusconi, en la oposición, se opone también, pero un grupo de su partido está dispuesto a echar una mano al Ejecutivo.

"El Gobierno no caerá", afirma Vito Crimi, jefe en funciones del M5S. “Conseguiremos los votos”, añade el progresista Matteo Renzi, líder de Italia Viva que califica como “escenográfica” la dramatización del momento, aunque asegura que "se producirá la ruptura" sobre los 209.000 del fondo de recuperación.

 Conte ha decidido que el Parlamento apruebe la reforma para reunirse esta semana con sus socios de la UE con más empuje. Los cambios del MEDE ya fueron aprobados en 2017 por la UE y en 2019 por el Gobierno de centroderecha de Roma (Liga y M5S). El MEDE era y es una tentativa de la UE de desvincular la Eurozona del Fondo Monetario Internacional (FMI) en el caso de nuevas crisis económico-financieras. Prevé dos líneas de crédito a los países que necesiten liquidez y actualmente otra que pone a disposición créditos a buen precio para usar solamente para gastos relacionados con la pandemia. Esta segunda función estará bajo el control de la UE para que el dinero sea utilizado solamente para “los gastos directos e indirectos” del covid-19.

 El rescate de Grecia

Con el recuerdo de lo que pasó en Grecia con la intervención de la “troika” (Banco Mundial FMI y UE) durante la crisis de la deuda soberana (2007-2012), los indignados del M5S se han opuesto desde siempre al MEDE. Y no han cambiado. El exlíder del M5S y actual ministro de Exteriores, Luigi Di Maio, ha hecho un llamamiento a la responsabilidad y ha asegurado que el hecho de que Italia apruebe la reforma del MEDE no significa que lo vaya a pedir. De hecho, por el momento ningún país de la UE lo ha solicitado. Sin embargo, para Italia supondría un ahorro de 300 millones al año respecto a buscar el mismo dinero a través de emisiones de bonos en el mercado.

Te puede interesar

 La verdadera batalla de fondo es la gestión de los 209.000 millones del fondo de recuperación de la UE que le corresponden a Italia. Como han hecho España y Francia, según Conte en Italia los administrará el Gobierno. Crimi ha trazado una paralelismo entre los países que están bloqueando el fondo de recuperación, diciendo que Italia critica a Polonia y Hungría por congelar una "herramienta fundamental" para el país transalpino pero que Roma pretende hacer lo mismo con el MEDE