Asia

EEUU impone nuevas sanciones a altos cargos chinos por la crisis de Hong Kong

  • La Administración Trump redobla su presión contra Pekín a escasas semanas de su salida de la Casa Blanca
  • Estados Unidos censura las maniobras de China para "sofocar la disidencia" en la antigua colonia británica
Varios opositores de Hong Kong, en una comparecencia ante los medios.

Varios opositores de Hong Kong, en una comparecencia ante los medios. / EFE

2
Se lee en minutos
El Periódico

Las autoridades de Estados Unidos han impuesto este lunes sanciones contra 14 altos cargos del Congreso Nacional Popular de China, en medio de la campaña de presión sobre Pekín por "destripar" el Consejo Legislativo de Hong Kong y sus procesos democráticos con la promulgación de la ley de seguridad nacional.

Esta nueva ronda de sanciones contra China por implementar la ley de seguridad nacional sobre Hong Kong, una normativa impuesta desde Pekín y cuestionada por la oposición interna, hace "a los responsables rendir cuentas por estos actos descarados", según ha explicado el Departamento de Estado en un comunicado.

Esta normativa aplicada sobre la antigua colonia británica se ha usado "repetidamente para sofocar la disidencia y arrestar a aquellos que protestan contra las políticas opresivas de Pekín", ha criticado Estados Unidos.

Los 14 sancionados son Wang Chen, Cao Jianming, Zhang Chunxian, Shen Yueyue, Ji Bingxuan, Arken Imirbaki, Wan Exiang, Chen Du, Wang Dongming, Padma Choling, Ding Zhongli, Hao Mingjin, Cai Dafeng y Wu Weihua, todos ellos vicepresidentes del comité permanente del Congreso Nacional del Pueblo, que estarán sujetos a restricciones de visado y, junto a sus familiares inmediatos, no podrán viajar a Estados Unidos.

Oposición firme

También se bloquearán sus activos dentro de la jurisdicción de Estados Unidos o en posesión o en control de personas estadounidenses y, en general, "se prohíbe a las personas estadounidenses tratar con ellos".

Por su parte, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Hua Chunying, ha asegurado este lunes que Pekín tomaría contramedidas si Estados Unidos continuaba por "el camino equivocado". En este sentido, ha añadido que se oponen "firmemente" y condenan "enérgicamente la interferencia de Estados Unidos en los asuntos internos de China y las sanciones al personal chino con el pretexto de Hong Kong".

Esta nueva ronda de sanciones se da en medio de la campaña de presión de la Administración del presidente, Donald Trump, contra Pekín antes de que ceda su puesto en la Casa Blanca al presidente electo, Joe Biden, que se ha mostrado reticente a este tipo de acciones de sanciones unilaterales que ha venido imponiendo el actual inquilino del Despacho Oval.

China responde

China ha tildado este martes de "dementes y lamentables" las nuevas sanciones de Estados Unidos contra responsables chinos, a quienes Washington acusa de haber contribuido a la represión política en el territorio autónomo de Hong Kong.

Noticias relacionadas

La portavoz del Ministerio chino de Relaciones Exteriores, Hua Chunying, ha afirmado el martes que esas sanciones "representan una grave injerencia en los asuntos internos de China y un grave ataque a las relaciones" entre China y Estados Unidos.

"El gobierno y el pueblo chino expresan su viva indignación y condenan con vehemencia el comportamiento irracional, arbitrario, demente y lamentable de Estados Unidos", sostuvo Hua en rueda de prensa.