NEGOCIACIÓN PRESUPUESTARIA

Bruselas avisa de recortes "significativos" en el presupuesto del 2021 si se mantiene el veto

Ursula von der Leyen insiste en que si Hungría y Polonia tienen dudas sobre la condicionalidad de los fondos acudan al Tribunal de Justicia de la UE

La presidenta de la Comisión, Ursula Von der Leyen, y el primer ministro portugués, António Costa, este martes en Bruselas.

La presidenta de la Comisión, Ursula Von der Leyen, y el primer ministro portugués, António Costa, este martes en Bruselas. / STEPHANIE LECOCQ (AFP)

Se lee en minutos

Al igual que la negociación del nuevo acuerdo comercial entre la UE y el Reino Unido, la aprobación del nuevo marco presupuestario de la UE para el período 2021-2027 y el fondo de recuperación de 750.000 millones destinado a amortiguar el impacto socioeconómico de la pandemia también afrontan un calendario extremadamente complicado. De no cerrarse a tiempo un acuerdo, la UE no tendrá más remedio que operar en el 2021 con un presupuesto de emergencia mensual, con una doceava parte de lo presupuestado en el 2020.

"Si no hay un acuerdo, los tratados prevén que la UE funcione bajo el régimen provisional de doceavas. Prevé limites muy estrictos del tipo de gasto que se puede financiar y del nivel de gasto. Esto necesariamente implicará recortes respeto a lo que hemos previsto en el marco financiero plurianual y el fondo de recuperación y resiliencia pero las cifras exactas dependerán de la situación en la que nos encontremos a principios del próximo año", ha explicado este martes el portavoz de la Comisión Europea, Eric Mamer, sin precisar a cuánto ascenderá el recorte si Hungría y Polonia no levantan su veto presupuestario a tiempo.

"Habrá recortes en el nivel de gasto, recortes significativos, respeto a lo que hemos previsto en el MFF y el Programa Next Generation EU", ha reiterado Mamer que ha eludido pronunciarse sobre las cifras que, según el Financial Times, ha trasladado la Comisión Europea a los embajadores europeos en caso de no llegar a un acuerdo: un recorte de entre 25.000 y 30.000 millones de euros anuales sin incluir el nuevo fondo de recuperación. 

Agricultura y cohesión asegurados

Desde el Parlamento Europeo la portavoz socialista en la comisión de presupuestos, Eider Gardiazabal, reconoce que no lograr un acuerdo e ir a una prórroga mensual del presupuesto "complicaría un poco" la situación pero asegura que "no supondrá recortes" ya que "la agricultura y la cohesión están asegurados" y "el resto de programas", aunque "tendrían retrasos, no deberían sufrir recortes". En todo caso, insiste en que la mejor opción sigue siendo un desbloqueo de la negociación. "Si hay un acuerdo sobre el MFF antes de que termine el año tenemos soluciones técnicas para que no se vea perjudicado", sostiene.

Una fecha importante será el próximo lunes 7 de diciembre. Ese día concluirá el periodo de conciliación de tres semanas -arrancó el 17 de noviembre- para negociar las cuentas del 2021 entre Consejo, Comisión y Parlamento, el primer año del nuevo marco presupuesto que Hungría y Polonia mantienen bloqueado por su rechazo a condicionar los fondos al respeto del estado de derecho. Tras la visita de la semana pasada del primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, a Budapest, este lunes ha sido su homólogo húngaro, Viktor Orbán, quien se ha desplazado a Varsovia sin que hayan trascendido cambios en una negociación que deberá resolverse en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE prevista para el próximo 10 y 11 de diciembre en Bruselas.

Llamamientos a Hungría y Polonia

Te puede interesar

"Estamos trabajando para encontrar una solución a este obstáculo. Todos los países se han puesto de acuerdo en cuanto a la condicionalidad. Solo hay dos países que tienen reservas. Hay que trabajar de manera intensa. Estamos en una crisis económica grave y este dinero lo necesitan los ciudadanos, empresas y gobiernos", ha recordado el vicepresidente de la Comisión, Valdis Dombrovskis, animando a examinar todas las opciones posibles.

La presidenta Ursula von der Leyen, por su parte, ha vuelto a urgir a ambos países a acudir al Tribunal de Justicia de la UE si tienen dudas sobre el mecanismo para condicionar el desembolso de los fondos al respeto del Estado de derecho. "Es un mecanismo apropiado, proporcionado y necesario y es difícil imaginar que nadie pueda oponerse, pero si alguien tiene dudas legales hay un camino muy claro: ir al Tribunal de Justicia de la UE", ha recordado la presidenta de la Comisión sobre el lugar ha dicho donde resolver las diferencias y no "a expensas de millones de ciudadanos que esperan desesperadamente nuestra ayuda".