Operación militar

El Ejército de Marruecos lanza una operación contra el Polisario en el Sahara

Rabat argumenta que activistas saharauis bloquean el paso de personas y bienes en la frontera con Mauritania

Observadores de la Mision de Naciones Unidas para el Referendum en el Sahara Occidental (MINURSO), cerca de Guergarat.

Observadores de la Mision de Naciones Unidas para el Referendum en el Sahara Occidental (MINURSO), cerca de Guergarat. / EVAN SCHNEIDER (MINURSO)

Se lee en minutos

El Periódico / Agencias

El Ejército marroquí lanzado una operación militar en la franja desmilitarizada del extremo sur del Sáhara. Según Rabat, las Fuerzas Armadas de Marruecos se han desplegado en la zona de Guergueratfronteriza con Mauritania, para garantizar la libre circulación de personas y bienes, tras semanas de bloqueo por parte de activistas saharauis y de "provocaciones" atribuidas desde Rabat al Frente Polisario.

El Estado Mayor de las Fuerzas Armadas ha anunciado en un comunicado que tras el bloqueo efectuado por "unas sesenta personas" y, dada la limitación que ha supuesto para la circulación a través de este paso -considerado "ilegal" por el Polisario-, se ha establecido un "cordón de seguridad". La operación, según el Ejército "no es ofensiva ni tiene intención bélica", de tal forma que se pretende "evitar todo contacto con personas civiles y no recurrir a las armas salvo en caso de legítima defensa", reza el comunicado recogido por la agencia de noticias oficial MAP.

Respuesta como "es debida"

Por su parte el Polisario, ha acusado a a Marruecos de violar el acuerdo de alto el fuego firmado en 1991 y ha anunciado que sus fuerzas han respondido a una agresión marroquí en  Guerguerat. "La guerra comenzó. Marruecos liquidó el alto el fuego" firmado en 1991, afirmó a la AFP el jefe de la diplomacia saharaui, Mohamed Salem Ould Salek, 

En un comunicado enviado a Efe, el Polisario ha asegurado que "el Ejército marroquí ha abierto tres brechas y traspasado el muro" de separación construido en el desierto, considerado el más largo del mundo.  Las fuerzas del Ejército Popular de Liberación saharaui respondieron como es debido al ataque", agrega la nota sin otros detalles.

 La nota de las Fuerzas Armadas ha llegado acompañada de otra del Ministerio de Asuntos Exteriores en la que el Gobierno ha acusado al Polisario de llevar a cabo "provocaciones graves e inaceptables" que justifican que las autoridades marroquís hayan decidido actuar "con respeto a sus atribuciones" y "en perfecta conformidad con la legalidad internacional".

El Gobierno, que no ha aludido a la operación militar, ha alegado que lo le queda "otra opción que asumir sus responsabilidades" para garantizar la libre circulación en Guerguerat y poner fin a unos bloqueos que se habrían iniciado el 21 de octubre, y que según Rabat, tiene atrapados a 200 camioneros desde hace tres semanas.  La región de Guerguerat ya fue centro de vivas tensiones entre el Polisario y Marruecos, especialmente a inicios de 2017.

Según el ministerio marroquí de Relaciones Exteriores, el Polisario y sus milicias "se introdujeron en la zona desde el 21 de octubre y llevaron a cabo actos de vandalismo, bloquearon el tráfico y acosaron de manera permanente a los observadores militares de la Minurso", la Misión de la ONU para el Referéndum en el Sáhara Occidental.

Este bloqueo, así como el supuesto "hostigamiento" a miembros de la misión de paz de la ONU (MINURSO), constituyen a juicio de Rabat "verdaderos actos premeditados de desestabilización que alteran el estatus de la zona, violan los acuerdos militares y representan una amenaza real para el mantenimiento del alto el fuego".

Te puede interesar

El Ministerio de Exteriores de Marruecos ha apuntado que durante estas semanas ha estado en contacto tanto con países vecinos como con Naciones Unidas, confiando en los "buenos oficios" tanto de la MINURSO como del secretario general de la ONU, António Guterres. Sin embargo, los llamamientos a la calma "han sido en vano", ha agregado.

El Frente Polisario, que controla la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD), ya denunció el lunes el envío de fuerzas de Marruecos a la zona del paso de Guerguerat y avisó de que respondería "con firmeza" a cualquier "agresión", advirtiendo de que supondría "el fin del alto el fuego" y el inicio de "una nueva guerra total en la región".