tensión en Polonia

Disturbios en Varsovia durante una marcha de la extrema derecha

Los manifestantes, aliados del Gobierno ultraconservador, salen a la calle para conmemorar el Día de la Independencia al grito de "Dios, honor, patria"

La concentración estaba prohibida por la pandemia y el Ayuntamiento, en manos de la oposición, acusa a la policía de connivencia con los ultranacionalistas

Una barreda de policías antidisturbios vigilan a los manifestantes en medio de una densa humareda que sale de las antorchas.

Una barreda de policías antidisturbios vigilan a los manifestantes en medio de una densa humareda que sale de las antorchas. / REUTERS / JEDRZEJ NOWICKI

Se lee en minutos

Reuters / Efe

Miles de personas de extrema derecha han participado este miércoles en Varsovia en la marcha anual para conmemorar el Día de la Independencia de Polonia. La manifestación se ha llevado a cabo a pesar de que el Ayuntamiento de la capital polaca la había prohibido debido a las restricciones impuestas en el país para frenar el coronavirus.

La concentración ha recorrido varias calles del centro de la ciudad con personas que portaban portaban banderas rojas y blancas de Polonia, antorchas y lanzaban bengalas y mostraban carteles con el eslogan escrito "Nuestra civilización, nuestras reglas".

Las inmediaciones del Museo Nacional y otros puntos del centro de Varsovia fueron escenario de enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y ultranacionalistas, entre los que se habían mezclado hooligans y otros grupos extremistas, informa Efe.

Un manifestante encapuchado sostiene dos antorchas en la protesta de hoy en Varsovia. / ATOMASZ GZELL (EFE)

Los disturbios escalaron cuando los participantes en esa marcha derribaron vallas de seguridad colocadas en torno al edificio, mientras los agentes antidisturbios trataban de mantener el cordón de seguridad. Los manifestantes lanzaron asimismo antorchas contra el edificio, mientras en otros puntos del centro de Varsovia se producían situación de acoso a los medios de comunicación y más enfrentamientos con la policía. 

El acto ha demostrado la polarización que vive el país entre los grupos de extrema derecha y los partidarios del Gobierno ultraconservador y nacionalista del primer ministro Mateusz Morawiecki, del Partido Ley y Justicia (PiS), por un lado, y la oposición, por el otro. A lo largo de las últimas semanas, Varsovia ha sido escenario también de protestas masivas contra un fallo del Tribunal Constitucional que introdujo una prohibición casi total del aborto en el país, de fuerte tradición católica.

Connivencia policial

Las autoridades de Varsovia, que está gobernada por un alcalde de centro, han acusado a la policía estatal de facilitar la marcha. "Aquí se está infringiendo la ley", ha advertido Karolina Galecka, portavoz del Ayuntamiento. "La policía ha pasado 12 horas preparándose para asegurar la marcha. No hemos sido informados de esto. Se podría afirmar que la policía ha participado también en la organización de la marcha", ha añadido.

 

La policía, por su lado, ha informado en su cuenta de Twitter de que se habían confiscado algunas bengalas y que habían advertido a los participantes de que la marcha era ilegal.

 

El diputado de extrema derecha, Rober Winnicki, ha exhortado a los radicales a que "se rebelen en nombre de los valores y la unidad nacional". "La izquierda dice defender la libertad. ¿A qué tipo de libertad se refiere? Es libertad para beber, consumir drogas y tener sexo gratis. Esa es toda la libertad que tienen que ofrecer", ha vociferado en plena manifestación rodeado de simpatizantes que gritaban "Dios , honor, patria".

Caravana motorizada

Al margen de las manifestaciones extremistas, se habían concentrado en el centro de Varsovia algunos grupos de ciudadanos con intención de celebrar el día de manera pacífica y se había convocado, además, una caravana motorizada, teóricamente para poder mantener la distancia de seguridad y las normas de higiene que impone la pandemia de coronavirus. Hubo asimismo ofrendas de flores ante el monumento a la Independencia, en particular de la oposición liberal, aunque con delegaciones reducidas de representantes.

Te puede interesar

Un grupo de motoristas, este miércoles, en el centro de Varsovia en la marcha el Día de la Independencia. / TOMASZ GZELL (EFE)

Este año, el Gobierno había llamado explícitamente a los ciudadanos a quedarse en casa, en atención a la situación creada por la pandemia, que en este país está acumulando sucesivas máximas diarias récord desde principios de este mes. El pasado sábado entró en vigor una nueva batería de restricciones a la vida social y la actividad económica de Polonia, tras haberse alcanzado la máxima diaria de 27.875 contagios en 24 horas.