HITO HISTÓRICO

Kamala Harris: "Lo hemos conseguido, Joe"

La vicepresidenta electa de EEUU ha hecho historia al ser la primera mujer, la primera negra y la primera asiática-estadounidense en llegar a la vicepresidencia

¡Lo hemos conseguido! ¡Lo hemos conseguido, Joe! Vas a ser el próximo presidente de Estados Unidos, dijo Harris por teléfono, antes de soltar una carcajada de alegría. / VÍDEO: EFE

Se lee en minutos

Ricardo Mir de Francia

"¡Lo hemos conseguido! ¡Lo hemos conseguido, Joe! Vas a ser el próximo presidente de Estados Unidos". Así ha felicitado a Joe Biden Kamala Harris, la hasta ahora senadora demócrata que este sábado ha hecho historia al convertirse en la primera mujer, la primera negra y la primera asiática-estadounidense elegida como vicepresidenta de Estados Unidos. Y quizá mucho más: los 77 años con los que llega Biden a la Casa Blanca confieren a su número dos una importancia que no tuvieron otros lugartenientes.

Ella misma ha colgado en Twitter el vídeo con el momento de la llamada. Se la ve con un atuendo deportivo y una gran sonrisa en el rostro que luego estalla en carcajada.

¡Lo hemos conseguido! ¡Lo hemos conseguido, Joe! Vas a ser el próximo presidente de Estados Unidos, dijo Harris por teléfono, antes de soltar una carcajada de alegría. / VÍDEO: EFE

De 56 años, es la pareja pefecta para Biden, el aire fresco y renovado que le falta al próximo presidente. Se enfrentó a ella en las primarias demócratas pero les une una vieja amistad y gran química personal,  fruto de la estrecha relación que Harris cultivó en su etapa de fiscala general de California con su colega de Delaware, Beau Biden, el hijo primogénito del candidato demócrata fallecido en el 2015 a causa de un fulminante tumor cerebral.

Hija de inmigrantes -padre jamaicano profesor de economía en la Universidad de Standford y una madre oncóloga nacida en la India-, pertenece igual que Biden al sector moderado del Partido Demócrata pero tiene el respeto del sector más izquierdista de la formación. Pese a que muchos consideraban que fue demasiado dura como fiscala por su proximidad a los sindicatos policiales y que hizo poco para reformar el sistema penal, en los últimos tiempos fue ganando puntos en Washington, donde en la Cámara alta ha sido una de las principales impulsoras de la ley para acabar con la inmunidad policial.

Defensa de la justicia social

Durante la pandemia, ha defendido con ahínco a las familias negras. Cuando las protestas contra el racismo tomaron las calles tras el asesinato de George Floyd, Harris marchó con los manifestantes y se erigió en una de las voces más clarividentes por la justicia social en el Congreso, donde ha promovido leyes para hacer de los linchamientos un delito federal. También ha defendido generosas políticas sociales como respuesta a la pandemia. 

Todo ello jugó a favor de su elección como número dos de Biden, unido al papel decisivo que jugaron los votantes negros para resucitar la moribunda candidatura de Biden tras sus desastrosos resultados iniciales en las primarias. "Si no eliges a una mujer negra en el 2020 perderás las elecciones", le adviertieron en una carta a Biden centenares de figuras públicas, desde académicos a raperos. 

Aprobada por un 84% de los votantes demócratas, la designación de Harris fue fustigada por el Partido Republicano, que no ha dejado de presentar como una "radical" a la mujer que está muy cercana al 'establishment' demócrata que representa Biden . Trump echó mano mano del diccionario de insultos que suele dedicar a las mujeres y la llamó "desagradable" , "falsa" y dijo de ella que es una "una mujer loca".

No ser la última

"Kamala es inteligente, dura, experimentada, una mujer que ha luchado por la columna vertebral de esta nación, la clase media, y está lista para gobernar desde el primer día", ha dicho Biden de ella.

Te puede interesar

Según explica la revista 'Politico', ya a los 13 años dio muestras de su carácter al encabezar junto a su hermana una protesta en los apartamentos donde vivía en Montreal para que los niños pudieran jugar en el césped, logrando que sus demandas fueran aceptadas.

En su autobiografía, Harris recuerda que su madre la educó a ella y a su hermana con el objetivo de que fueran "mujeres negras orgullosas y seguras de sí mismas". Ahora, que ha alcanzado la meta de llegar a la vicepresidencia de EEUU, tiene una ingente tarea por delante y sobre sus espaldas recae la responsabilidad de hacer bueno el lema que le inculcó su madre: "Puedes ser la primera, pero asegúrate de no ser la última".