Emergencia climática

El huracán 'Eta' causa más de 60 muertos en América central y se dirige hacia Florida y Cuba

El ciclón, que se ha convertido en una depresión tropical, ha provocado daños enormes en Guatemala y otros países centroamericanos

El tifón podría volver a fortalecerse al entrar a las aguas cálidas del Caribe

Inundaciones por la depresión tropical Eta en Guatemala.

Inundaciones por la depresión tropical Eta en Guatemala. / AFP

2
Se lee en minutos
El Periódico / Agencias

El ciclón Eta ha causado decenas de muertos, más de 50 de ellos en Guatemala, en su devastador paso por América Central. Tras convertirse en una depresión tropical y dejar una estela de inundaciones, deslizamientos y casas soterradas, se dirige hacia Florida para,  finalmente, alcanzar Cuba este domingo.

Eta golpeó con furia el Caribe Norte de Nicaragua el martes como huracán categoría 4 (de las 5 que establece la escala Saffir Simpson), y el jueves abandonó Honduras, convertida en depresión tropical, confirmó el Organismo de Protección Civil hondureño.

El Gobierno de Guatemala, que preside Alejandro Giamattei, decretó en consejo de ministros el estado de calamidad en ocho de los 22 departamentos del país, por los daños ocasionados por la depresión tropical Eta. El decreto del estado de calamidad permitirá centralizar las acciones para prevenir, mitigar y atender los daños desde la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres. Esta herramienta habilita al Gobierno a limitar el derecho de libre locomoción y además le permite impedir concentraciones de personas, entre otras medidas.

Catástrofe en Guatemala

"Por la mañana teníamos cuatro muertos, ahora la cifra es arriba de los 50 muertos", dijo el presidente guatemalteco Alejandro Giammattei.  También explicó que la mayor parte de los muertos se dieron en una aldea indígena del departamento norteño de Alta Verapaz, donde un deslizamiento dejó al menos 25 casas soterradas.

Las intensas lluvias provocadas por el ciclón causaron entre otros desprendimientos de tierra en el departamento noroccidental de Huehuetenango, con un balance de diez muertos, según Giammatei.

El gobernante aseguró que se han registrado "daños severos en área agrícolas, en infraestructura vial, en casas", así como en la ciudad caribeña de Puerto Barrios, Izabal, a más de 292 kilómetros al noreste de la Ciudad de Guatemala, donde "prácticamente el 60% presenta problemas de inundación". Se han producido también daños a puestos de salud, escuelas y viviendas.

Ocho países afectados

En Honduras, se informó de la muerte de dos menores en el departamento noroccidental de Santa Bárbara, cuando una casa fue soterrada por un deslizamiento de tierra. Otros dos menores murieron el miércoles en derrumbes en el norte de Honduras. La hondureña Comisión Permanente de Contingencias dijo que las lluvias asociadas a Eta dejaron 338.563 personas afectadas, 2.764 evacuadas y 2.675 albergadas.

Costa Rica registró dos muertos: un estadounidense de 71 años y su esposa costarricense, de 51, que murieron en un derrumbe que sepultó su vivienda en el cantón sureño de Coto Brus, fronterizo con Panamá, mientras que dos mineros fallecieron en inundaciones en el Caribe Norte de Nicaragua.

En Panamá murieron cinco personas, incluyendo tres niños, por derrumbes que sepultaron dos viviendas en la provincia de Chiriquí, limítrofe con Costa Rica, informó el Sistema Nacional de Protección Civil. Las lluvias del Salvador provocaron 26 derrumbes en carreteras, se evacuaron 1.190 personas y 20 fueron trasladadas a albergues.

En EEUU, el sur de Florida se prepara para un fin de semana con vientos con fuerza de tormenta tropical. El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC) indicó que al entrar a las aguas cálidas del Caribe, Eta podría volver a fortalecerse a tormenta tropical en su camino a Cuba.

El cambio climático

Noticias relacionadas

En la actual temporada de huracanes en el Atlántico, hasta el momento se han presentado 28 tormentas tropicales merecedoras de un nombre por su importancia, de las cuales 12 han sido huracanes.

El cambio climático produce un aumento de temperatura en las capas superficiales de los océanos, lo cual genera huracanes y tormentas más poderosos y con mayor cantidad de agua, constituyendo una amenaza más peligrosa para las comunidades costeras, según estudios del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático.