NUEVAS MEDIDAS

Grecia decreta un confinamiento total de tres semanas

El país heleno vive en plena segunda ola, con 2.600 nuevos casos decretados el miércoles

En la primera ola, la mayor cifra de nuevos contagios en un día fue de 156

Turistas paseando por la acrópolis griega.

Turistas paseando por la acrópolis griega. / EFE

1
Se lee en minutos
Adrià Rocha Cutiller
Adrià Rocha Cutiller

Periodista

ver +

En la primera ola, Grecia solo recibía alabanzas: a diferencia de sus vecinos europeos, gracias al confinamiento decretado antes de que las cifras se disparasen, su récord de contagios por covid en un día fue de 156 casos, el 21 de abril.

Pero llegó el verano, las restricciones se levantaron y los turistas —algunos— llegaron a las playas griegas. Como en los demás países europeos, los casos de covid se han disparado. Este pasado miércoles Grecia batió su récord: 2.600 en un solo día —Grecia tiene 10 millones de habitantes—.

Por esto, el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, lo ha anunciado este jueves por la mañana: desde el sábado y durante las próximas tres semanas, el país heleno entrará otra vez en el confinamiento total, como el de la primera ola. Solo farmacias y supermercados podrán abrir. Hay, sin embargo, una pequeña diferencia: las guarderías y escuelas primarias seguirán abiertas; no las escuelas secundarias y estudios superiores.

“De nuevo [como en la primera ola], hemos decidido tomar medidas temprano. El incremento de casos en los últimos cinco días nos han forzado a tomar medidas ya. Si hubiesemos esperado, la presión en los hospitales hubiese sido inaguantable”, ha dicho Mitsotakis este jueves en un discurso televisado, donde también ha explicado que las restricciones servirán para que nadie pueda abandonar sus provincias de residencia.

Permiso para salir

Noticias relacionadas

Permiso para salirY también se volverá a aplicar el sistema de los SMS para salir de casa: cada vez que un griego quiera salir de su domicilio —para ir trabajar, a comprar, al médico o hacer deporte— deberá mandar un mensaje de texto a un teléfono gubernamental, que asigna una hora a cada persona.

“Estoy seguro que si implementamos estas medidas en las próximas tres semanas, podremos parar el virus. Sé que hay miedo y ansiedad por las consecuencias económicas que pueda tener. Por eso queremos que los ciudadanos sean aliados en este esfuerzo”, ha dicho en su discurso el primer ministro griego.