Pandemia

Coronavirus en República Checa: Imponen toque de queda por COVID-19

Las autoridades checas anunciaron que las limitaciones de tránsitos de las personas se extenderán desde las 21.00 horas hasta las 04.59 debido al aumento rápido de contagios

Toque de queda nocturno en la República Checa por la pandemia.

Toque de queda nocturno en la República Checa por la pandemia. / EFE

Se lee en minutos

El Periódico

El Gobierno de República Checa ha endurecido las restricciones vigentes por la pandemia de COVID-19 y ha impuesto un toque de queda para frenar la propagación de los contagios.

El toque de queda, que entrará en vigor este miércoles, se extenderá desde las 21.00 horas hasta las 04.59. Los ciudadanos únicamente podrán salir en ese rango horario para ir a trabajar, recibir atención médica o pasear a los perros.

Medidas conjuntas

Asimismo, tal y como informa la agencia de noticias checa CTK, las autoridades checas han recortado el horario de las tiendas, que ahora permanecerán cerradas desde las 20.00 hasta las 05.00 y deberán cerrar los domingos.

Además, se ha recomendado a las empresas que prioricen el teletrabajo siempre y cuando sea necesario. Estas medidas estarán vigentes hasta el fin del estado de emergencia en el país, el 3 de noviembre.

"Las medidas que han estado vigentes durante los últimos 14 días han tenido muy poco efecto", ha lamentado el ministro de Salud, Roman Prymula, reiterando que las personas no han reducido sus actividades y contactos sociales como en primavera.

Amenaza al sistema sanitario

Las cifras que se registran en el país, a su juicio, acercan a República Checa a "niveles que amenazan la capacidad del sistema sanitario", ha justificado al anunciar las nuevas restricciones.

República Checa ha sufrido recientemente un aumento de los casos de coronavirus. Actualmente la tasa de incidencia es de 1.284,4 infecciones por cada 100.000 habitantes, lo que supone una de las tasas más altas de la Unión Europea.

Previamente, las autoridades de Praga, la capital de República Checa, han suspendido los mercadillos navideños debido a la pandemia de coronavirus.

Festejos navideños

Te puede interesar

Según un comunicado de la empresa organizadora de estos mercados, Taiko, en la plaza de la Ciudad Vieja de Praga, únicamente "habrá un árbol de Navidad" de 19 metros de altura, si bien se utilizará "decoración modesta".

"Los mercadillos navideños más grandes de República Checa no tendrán lugar este año. Los representantes de la ciudad de Praga y la organización han coincidido en tomar esta decisión debido a la actual pandemia", recoge el texto. La decisión ha sido anunciada a un mes de la fecha prevista de apertura de los mercados en cuestión, símbolo navideño de la ciudad. Cada año, unas 700.000 personas acuden a Praga para visitarlos.