Crisis sanitaria

Bélgica endurece aún más las restricciones sin llegar al confinamiento

"No hay regla ni ley que pueda vencer al virus, solo nuestro comportamiento colectivo", advierte el primer ministro, Alexander De Croo

Atención a un enfermo grave de coronavirus en un hospital de Bruselas.

Atención a un enfermo grave de coronavirus en un hospital de Bruselas. / STEPHANIE LECOQ (EFE)

Se lee en minutos

"No hay ninguna regla ni ninguna ley que puede vencer al virus, los únicos que lo podemos conseguir somos nosotros con nuestro comportamiento colectivo", ha avisado este viernes el primer ministro de Bélgica, Alexander De Croo, tras el nuevo comité de concertación celebrado por las autoridades belgas. Gobierno federal y gobiernos regionales han acordado endurecer todavía más las restricciones para mitigar la propagación del covid-19, que sigue avanzando, con una media de infecciones que roza las 10.000 diarias, más de 300 hospitalizaciones y una treintena de muertos. No habrá, por tanto, confinamiento generalizado de la población pero se amplían las limitaciones al deporte, la cultura, la educación superior y las actividades juveniles.

El objetivo de esta nueva vuelta de tuerca es completar las decisiones adoptadas la semana pasada -cierre de restaurantes y bares y toque de queda entre otras medidas- y lograr un equilibrio, dada la grave situación epidemiólgica, que permita mantener la economía en marcha, las escuelas de primaria y secundaria abiertas, que los hospitales no lleguen a la saturación -la ex primera ministra Sophie Wilmès está en cuidados intensivos- y mantener la salud mental de los belgas.

"Las medidas anunciadas estarán en vigor hasta el 19 de noviembre pero dependerá sobre todo de nuestro comportamiento. Ninguna regla, ninguna ley puede vencer el virus. Debemos convertirnos en un equipo sólido de 11 millones de belgas para vencerle", ha insistido de Croo alertando de un empeoramiento generalizado de las cifras que obliga a pulsar "el botón de pausa" para instaurar un perímetro de seguridad alrededor de los elementos más importantes de la sociedad. "La duración de las medidas dependerá de nuestro comportamiento colectivo. Si logramos convertirnos en un equipo solidario, un equipo que trabaje en una dirección, podemos vencer al virus", ha advertido.

Limitaciones en el deporte

Las autoridades han adoptado tres medidas en este terreno. Las competiciones profesionales podrán continuar pero desde este viernes tendrán que celebrarse sin público en las gradas. En el caso de las competiciones amateurs serán aplazadas aunque los menores de 18 años podrán seguir compitiendo. Eso sí, solo podrán estar acompañados por un padre o madre. Además, estará prohibido consumir bebidas o comida cerca del terreno y el público deberá llevar mascarilla. Los entrenamientos, especialmente en el exterior, podrán seguir con normalidad, el deporte en sala estará permitido aunque garantizando una distancia de 1,5 metros, mientras que los menores de 12 años podrán realizar deportes de contacto y las piscinas seguirán abiertas.

El número de estudiantes universitarios en los auditorios de las universidades será limitado al 20% con la excepción de los estudiantes de primer año de universidad. En este caso, las clases presenciales deberán ser del 50%. En la enseñanza obligatoria, primaria y secundaria, las clases presenciales de cinco días seguirán siendo la regla. La comunidad francófono, no obstante, ha decidido prolongar las vacaciones escolares de Todos los Santos que se prolongarán tres días adicionales, del 2 al 11 de noviembre. 

Mantenimiento de actividades culturales

Te puede interesar

Pese al endurecimiento de las restricciones, las autoridades belgas han decidido mantener las actividades culturales aunque con protocolos todavía más estrictos. El número máximo de personas se limitará a 40 aunque sí es posible garantizar una distancia física de metro y medio será posible elevar esta cifra (siempre que se lleve mascarilla) hasta las 200 personas. Los parques de atracciones deberán cerrar sus puertas mientras que los zoológicos podrán seguir abiertos. La nueva batería de medidas también permitirá mantener los campus escolares aunque solo en el caso de los menores de 12 años podrán hacerse en lugares cerrados. Además, el teletrabajo, como ya avanzó la semana pasada el Gobierno, seguirá siendo también la regla y se recomiendan medidas para evitar la saturación de los transportes públicos en las horas punta.

Por la tarde, el ministro presidente de la Federación Valonia-Bruselas, Elio Di Ruppo, ha anunciado medidas más restrictivas todavía. Por ejemplo, el toque de queda se adelantará -de las 22 horas a las 6 de la amañana- en la región, las universidades darán todas sus clases a distancia, salvo el primer año que podrán mantener un 20% presenciales, mientras que todas las competiciones deportivas quedarán suspendirás en las categorías a partir de 13 años. El ministro presidente de Bruselas-capital reunirá a los alcaldes de las 19 comunas de Bruselas este sábado para examinar si adoptan también medidas complementarias en la capital belga.