Reconocimiento de Europa

La oposición democrática de Bielorrusia, nuevo premio Sajarov 2020

El Parlamento Europeo reconoce la "valentía, resistencia y determinación" contra el régimen de Lukashenko

"Es una recompensa para el pueblo bielorruso", destaca la líder disidente Svetlana Tikhanóvskaya

Miles de opositores al régimen de Lukashenko se manifiestan en Minsk en octubre del 2020.

Miles de opositores al régimen de Lukashenko se manifiestan en Minsk en octubre del 2020. / EFE

Se lee en minutos

Si hay un país de la vecindad europea cuya deriva antidemocrática preocupa particularmente en la Unión Europea es Bielorrusia, que dirige con mano de hierro desde hace casi 30 años el presidente Aleksandr Lukashenko, a quien los Veintisiete responsabilizan de la represión policial brutal desatada tras las últimas elecciones presidenciales cuyo resultado no reconocen. De ahí que la decisión del Parlamento Europeo de conceder el Premio Sajarov 2020 a la oposición democrática bielorrusa, representada por el Consejo de Coordinación, suponga un gesto de reprobación al régimen y un nuevo balón de oxígeno para el movimiento encarnado por mujeres como la candidata opositora Svetlana Tikhanóvskaya.

"Crece nuestra admiración y nuestra angustia por las represalias violentas de Lukashenko, los actos de tortura y la negación de la verdad. El presidente ha perdido las elecciones y ha llegado el momento de escuchar la voz de su pueblo", ha advertido el presidente de la Eurocámara, David Sassoli, al tiempo que ha felicitado a la oposición por su resiliencia determinación. "Queridos galardonados, sigan siendo fuertes y no renuncien a su lucha. Estaremos a su lado y espero acogerles pronto en esta Cámara para darles el premio", ha proseguido ante la ceremonia que tendrá lugar el próximo 16 de diciembre.

Tikhanósvskaya ha agradecido el galardón desde Copenhague, donde realiza una visita de dos días. "No es un premio personal, es una recompensa para el pueblo bielorruso", ha subrayado.

La decisión ha sido adoptada este jueves en la conferencia de presidentes del Parlamento Europeo, que reúne al presidente de la Cámara y a los presidentes de los distintos grupos políticos. Los tres finalistas de este año han sido la oposición bielorrusa, propuesta por el Partido Popular Europeo (PPE), los socialdemócratas S&D y los liberales de Renew Europe; los activistas de Guapinol y Berta Cáceres en Honduras, propuestos por la coalición Verdes/ALE y la Izquierda Unitaria Europea; así como el arzobispo de Mosul (Irak), Najeeb Michaeel, propuesto por el grupo Identidad y Democracia. 

Finalmente, el galardón, que se ha convertido en el instrumento más visible del Parlamento Europeo para premiar el activismo a favor de la democracia y los derechos humanos, ha recaído en la candidatura propuesta por PPE/S&D/Renew para premiar y valorar la labor de mujeres como Tikhanóvskaya, profesora y activista de los derechos humanos que se presentó como candidata principal de la oposición en las últimas elecciones presidenciales, celebradas el 9 de agosto, después de que su marido fuera detenido y que se vio obligada a huir del país tras denunciar el fraude electoral por temor a ser también encarcelada. 

"Nos ha robado el voto"

Precisamente Tikhanóvskaya estuvo a finales de septiembre en Bruselas para pedir el apoyo a los ministros de exteriores de la UE y denunciar la ilegitimidad de Lukasheno como presidente de Bielorrusia. Junto a la labor de la líder opositora, la Eurocámara también ha querido reconocer el papel de la Premio Nobel Svetlana Alexiévich, la música María Kolesnikova, activistas políticas como Olga Kovalkova y Veranika Tsapkala y otras figuras entre las que figuran los presos políticos Sergei Tikhanosky y el que fuera candidato a las elecciones presidenciales en el 2010 Mikola Statkevich.

Sassoli, no obstante, también ha tenido palabras de denuncia por el reciente asesinato de uno de los finalistas de este año, Arnold Joaquín Morazán Erazo, parte del grupo medioambiental Giapinol. "Este colectivo se opone a una mina de óxido de hierro en Honduras. Es imperativo iniciar de inmediato una investigación creíble e independiente sobre este caso y que los responsables sean llevados ante la justicia", ha reclamado el socialista italiano.

El Parlamento Europeo otorgó por primera vez el Premio a la libertad de conciencia, bautizado con este nombre en honor del científico y disidente soviético Andrei Sajarov, en 1988. En aquella ocasión recayó en Nelson Mandela Anatoli MarchencoDesde entonces han sido muchos los movimientos, disidentes, políticos, periodistas, activistas y personas premiadas como las Damas de Blanco de Argentina, la oposición democrática de Venezuela, la activista paquistaní Malala Yousafzai, el médico congolés Denis Mukwege, la yazadí Nadia Murad, el director de cine ucraniano Oleg Sentsov y el economista uigur Ilham Tohti el año pasado por su lucha a favor de los derechos de su minoría en China.