26 nov 2020

Ir a contenido

Carrera armamentista

Los EEUU aprueban una posible venta de sistemas de misiles a Taiwán

El Gobierno estadounidense informó que este pedido tiene un valor de más 850 millones de euros y es con la finalidad de "mantener la estabilidad de la región" ante las amenazas de China

El Periódico

Lanzamiento de un misil desde una base de los EEUU.

Lanzamiento de un misil desde una base de los EEUU. / AFP

El Gobierno de Washington ha anunciado su aprobación para la posible venta por un valor de 1.008 millones de dólares (más de 850 millones de euros), de tres sistemas de misiles a Taiwán, una acción que apunta desde el Departamento de Estado, "sirve a los intereses nacionales, económicos y de seguridad de Estados Unidos".

La Oficina de Representación Económica y Cultural de Taipéi en los Estados Unidos (TECRO, por sus siglas en inglés), "ha solicitado la compra de 135 misiles AGM-84H, cuatro misiles de telemetría ATM-84H; y doce misiles de entrenamiento aéreo cautivos CATM-84H", detalla el comunicado de la Agencia de Cooperación de Defensa y Seguridad de Estados Unidos.

Estabilidad de la región

"Esta venta sirve a los intereses nacionales, económicos y de seguridad de Estados Unidos al respaldar los esfuerzos continuos del destinatario para modernizar sus fuerzas armadas y mantener una capacidad defensiva creíble", explica el texto.

"La venta propuesta ayudará a mejorar la seguridad del destinatario y a mantener la estabilidad política, el equilibrio militar, económico y el progreso de la región", añade un comunicado en el que también se destaca que con este arsenal Taiwán podrá "aumentar su efectividad en la guerra", o bien "contrarrestar o disuadir agresiones".

Agradecen a los EEUU

A la espera de que sea aprobada por el Congreso de los Estados Unidos, las autoridades de Taiwán han agradecido el apoyo de Washington, pues esta "venta ayuda a mejorar las sólidas capacidades de defensa" de la isla, la cual China considera que es parte de su territorio, pese a contar con un gobierno independiente desde 1949.

"La venta ayuda a mejorar las sólidas capacidades de defensa nacional de Taiwán y así hacer frente a la expansión militar desde el otro lado del estrecho", ha señalado en un comunicado la Oficina Presidencial, en referencia al margen de 180 kilómetros de ancho que separa la isla de China continental.