24 nov 2020

Ir a contenido

Lucha contra el islamismo radical

París cierra la mezquita que divulgó un vídeo contra el profesor asesinado

El centro religioso de Pantin colgó en Facebook el vídeo que criticaba una clase sobre la libertad de expresión impartida por el profesor asesinado

El autor del atentado intercambió varios mensajes con la persona que se encargó de la controvertida grabación días antes del ataque

Irene Casado Sánchez

Dos policías custodian la entrada de la Gran Mezquita de Panton este martes.

Dos policías custodian la entrada de la Gran Mezquita de Panton este martes. / EFE / JULIEN DE ROSA

Tras el asesinato de Samuel Paty, profesor de historia y geografía decapitado por mostrar a sus alumnos las caricaturas de Mahoma publicadas por ‘Charlie Hebdo’ durante una clase sobre la libertad de expresión, el presidente, Emmanuel Macron, ha prometido “acciones concretas” para combatir el islamismo radical en Francia. Una ofensiva que se traduce en el cierre inminente de la Gran Mezquita de Pantin, en el departamento Seine-Saint-Denis al noreste de París, por haber participado en la difusión del vídeo contra el maestro, en el origen de una campaña de acoso y derribo que se saldó con su vida.  

“Pedí al prefecto de Seine-Saint-Denis que cerrara la mezquita de Pantin porque su líder difundió el mensaje diciendo que el profesor debía ser intimidado, dando incluso la dirección del colegio. El prefecto firmará la interdicción esta noche. Si la justicia nos da la razón, la interdicción durará seis meses", anunció el ministro del Interior, Gérard Darmanin, la noche de este lunes en una entrevista concedida a TF1

La decisión del Gobierno se basa en dos pilares: la controvertida personalidad de uno de los principales imanes de la mezquita -una de las más importantes de la región parisina con más de 1.500 fieles- y la publicación del vídeo criticando las clases de Samuel Paty en su página de Facebook.  

Bajo custodia policial

Dicho vídeo, grabado por el padre de una alumna del colegio donde trabajaba el maestro, fue seguido de un segundo, esta vez lanzando un llamamiento a su público para “decir basta” a la presunta islamofobia encarnada por Paty, e incluso por un tercero, protagonizado por la alumna en cuestión y por Abdelhakim Sefriaoui -predicador radical cuyo nombre figura entre los Expedientes de Alerta para la Prevención de la Radicalización Terrorista desde hace varios años- encargado de entrevistar a la joven a las puertas de la escuela. Los autores de las grabaciones, así como la esposa de Sefriaoui, permanecen en prisión provisional

Un grupo de fieles rezan en el interior de la Gran Mezquita Pantin. / alice lefebvre (afp)

Según las revelaciones de BFMTV, Abdoulakh Anzorov, el autor del ataque abatido por la policía tras resistirse con violencia a su arresto, habría intercambiado varios mensajes con el padre de la alumna y autor de los vídeos a través de WhatsApp días antes del atentado. Un elemento más que probaría la influencia del vídeo, calificado como “una fetua 'on line'” por el ministro del Interior, en el fatídico suceso. En este contexto, el primer ministro, Jean Castex, anunció este martes en la Asamblea Nacional la creación de “un delito de puesta en peligro de la vida ajena” específico para las redes sociales.

Pago a estudiantes

Esclarecido el móvil del crimen, las autoridades investigan ahora cómo Anzorov identificó a Paty, cuyo nombre conocía gracias a una de las controvertidas grabaciones. Según el diario ‘Le Monde’, el joven checheno de 18 años habría pagado a varios estudiantes para que señalaran al profesor a la salida del colegio. La noche del lunes, cuatros estudiantes permanecían en detención preventiva para esclarecer los detalles del intercambio y su eventual responsabilidad en el suceso.  

Los interrogatorios en el entorno de Anzorov también se suceden. Con el objetivo de conocer los detalles de su proceso de radicalización, las autoridades policiales mantienen en custodia a sus progenitores, a su abuelo, a su hermano de 17 años y a tres miembros de su círculo más cercano. 

Ofensiva contra el radicalismo

Según una fuente judicial citada por ‘Le Monde’, este lunes se llevó a cabo una nueva detención, se trataría de un “hombre condenado anteriormente por terrorismo que declaró de manera espontánea haber estado en contacto con el autor [del atentado] algún tiempo antes de los hechos”. 

Mientras la investigación policial sigue su curso, Macron refuerza su ofensiva contra el islamismo radical. Este martes, el mandatario francés ha presidido una sesión de la Célula de Lucha contra el Islamismo y el Repliegue Comunitario (CLRI) en Seine-Saint-Denis para conocer la estrategia puesta en marcha contra el “separatismo islamista” en uno de los suburbios más sensibles de la región parisina, donde una quincena de establecimientos, entre ellos escuelas clandestinas, lugares de culto, salas de deporte y restaurantes han sido cerrados en el marco de la lucha contra el islamismo radical desde el 2018.