23 oct 2020

Ir a contenido

DEFENSA DE LA REPÚBLICA

Manifestación multitudinaria en París por el profesor decapitado por un islamista

Asciende a 11 el número de detenidos por el asesinato del maestro que mostró las caricaturas de Mahoma

Agencias

Miles de manifestantes en la plaza de la República de París, este domingo.

Miles de manifestantes en la plaza de la República de París, este domingo. / REUTERS / CHARLES PLATIAU

Miles de personas se manifestaron este sábado en la Plaza de la República de París y en otras ciudades francesas para rendir homenaje a Samuel Paty, el profesor de historia decapitado el viernes a las afueras de la capital francesa por un joven, en un acto considerado por las autoridades como un atentado terrorista islamista. Muchos de los manifestantes portaban pancartas en las que se podía leer "Yo soy Samuel" o "Yo soy profesor", lemas inspirados en el "Yo soy Charlie" que se alzó en el 2015 como clamor mundial para condenar el ataque contra la publicación satírica 'Charlie Hebdo'. Los investigadores creen que Paty fue asesinado por haber mostrado a sus alumnos en una clase de libertad de expresión las caricaturas de Mahoma del semanario.

Las concentraciones fueron convocadas por organizaciones antirracistas y pacifistas y se sumaron partidos políticos (excepto los de derechas) y los sindicatos de la enseñanza. "No tenemos miedo. No nos dividirán", publicó el primer ministro, Jean Castex, en Twitter. "Cualesquiera que sean nuestras diferencias políticas, sindicales o de otro tipo, debemos demostrar unidad y demostrar que no tenemos miedo ante los enemigos de la República. La unidad es la conndición para el éxito", dijo, por su parte, el ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer.

Expulsión de radicales

El ministro del Interior, Gérald Darmanin, anunció que ha instruido a la policía para expulsar a 231 extranjero que residen ilegalmente en el país y están fichados por su radicalización islamista. De estos, 180 están actualmente encarcelados.

Mientras tanto, continúa la investigación del asesinato de Samuel Paty. El número de detenidos aumentó a 11 tras el arresto de un amigo del autor material, un refugiado ruso de origen checheno de 18 años que murió por disparos de la policía tras resistirse a su detención.

También se investiga el papel que tuvo en el ataque Abdelhakim Sefraoui, conocido propagandista islamista que acudió con el padre de una alumna de Paty a la directora del instituto para exigir su despido. Sefraoui es conocido por sus campañas antisemitas y ha atacado a imanes por su moderación.

La posible implicación de los movimientos islamistas radicales preocupa a los servicios de inteligencia y al Gobierno francés. Estos movimientos islamistas "minoritarios, buscan convencer a los musulmanes de que Francia es un país islamófobo. Están tratando de usarlos", dijo a la AFP Laurent Núñez, coordinador nacional de inteligencia y lucha contra el terrorismo. "Y al menor incidente, se ponen a trabajar".

Denuncias en redes sociales

Sefrioui, conocido por la policía, es el fundador del colectivo Jeque Yasín, que lleva el nombre del fundador de Hamás, asesinado por el ejército israelí en el 2004. A principios de octubre, acompañó al padre de una alumna del colegio donde enseñaba Paty para pedir el despido del profesor, que mostró caricaturas de Mahoma a sus alumnos.

Hace unos días, presentándose como "miembro del Consejo de Imanes de Francia", había difundido además un vídeo en Youtube en el que denunciaba al profesor, llamándolo "matón". También fue Sefrioui quien, en otro vídeo difundido en la misma plataforma, interrogó a la alumna y llamó a la movilización.

Sin embargo el fiscal nacional antiterrorista Jean-François Ricard no habló el sábado en su conferencia de prensa de ninguna conexión entre este hombre y el asesino.

Resurgimiento radical

Una fuente cercana al Gobierno destaca el papel de los "mensajes de odio en las redes sociales que alimenten a los jóvenes". La atmósfera de odio en las redes va acompañada de un resurgimiento de los movimientos islamistas radicales, según Nuñez, quien señala el contexto actual, con "el juicio de Charlie (Hebdo), la republicación de las caricaturas y el discurso del presidente Macron sobre una próxima ley destinada a reforzar el laicismo y a luchar contra el separatismo islamista".

El juicio es el de los cómplices en los ataques de enero de 2015 contra Charlie Hebdo, donde murieron 12 personas, en represalia por la publicación de esas mismas caricaturas.