Violencia desmedida

Asesinan a dos exguerrilleros reintegrados al proceso de paz en Colombia

Juan de Jesús Monroy y su escolta fueron acribillados en una zona rural y este crimen ha sido repudiado tanto por la ONU como por las embajadas de Noruega y el Reino Unido

Juan de Jesús Monroy, exguerrillero de las FARC en Colombia.

Juan de Jesús Monroy, exguerrillero de las FARC en Colombia. / Twitter

Se lee en minutos

El Periódico

Desconocidos asesinaron este viernes al exguerrillero colombiano Juan de Jesús Monroy, un líder de reincorporación en el céntrico departamento del Meta, y a su escolta, Luis Alexander Largo, que también se desmovilizó de las FARC.

El partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), surgido de la desmovilización de la guerrilla, señaló que Monroy, conocido como "Albeiro Suárez", y Largo, llamado también "Yeferson Mandela", fueron acribillados en una zona rural del municipio de Uribe.

"Otros dos firmantes de la paz que creyeron y trabajaron por ella. Nos duele profundamente su partida, por su memoria y por el amor que sentían por el territorio, seguiremos trabajando sin descanso", añadió la FARC en sus redes sociales.

Clima de violencia

Según el FARC, Monroy había denunciado previamente la inseguridad en el departamento de Meca, en el centro del país, donde encabezaba un proyecto de reinserción de excombatientes de la antigua guerrilla. Ambos han muerto asesinados por armas de fuego.

Monroy trabajaba en un proyecto que consistía en la creación de una cooperativa dedicada al chocolate que daría trabajo a 60 exguerrilleros, según el medio local 'El Espectador', que ha asegurado que los cuerpos de ambas víctimas aparecieron esta tarde en dicha plantación de cacao.

El FARC ha acusado al presidente del país, Iván Duque, de mantener una "mirada cómplice e indolente" mientras que 234 firmantes del acuerdo de paz han sido asesinados y han exigido mayores "garantías" para los excombatientes.

Cientos de exguerrilleros asesinados

Ese movimiento señala que con los crímenes de Monroy y de Largo ya son 234 excombatientes asesinados, desde que el Gobierno colombiano y la guerrilla firmaron el acuerdo de paz en noviembre de 2016. 

"Exigimos garantías para los firmantes del acuerdo, quienes trabajan todos los días por la paz de Colombia", añadió el partido.

El jefe de la Misión Verificación de las Naciones Unidas en Colombia, Carlos Ruiz Massieu, condenó el asesinato de Monroy, sobre quien dijo: "su sensible pérdida es un trágico recordatorio de necesidad de reforzar protección de quienes dejaron las armas y apuestan por la paz en Colombia".

Noruega y Reino Unido lamentan el crimen

"Lamentamos el asesinato de Jesús Monroy, comprometido con la reincorporación y la paz. Enviamos condolencias a sus familiares. Y recordamos la importancia de seguir trabajando por la protección y seguridad de los excombatientes. Nuestro compromiso con la reincorporación continúa", expresó, por su parte, la embajada británica en Colombia.

Entre tanto, la embajada de Noruega, uno de los países garantes del proceso de paz, lamentó el crimen de un exguerrillero "clave en la implementación del proyecto de reincorporación y de protección ambiental".

"Es urgente fortalecer la protección de quienes dejaron las armas. Nuestras condolencias a familiares y a toda la población en proceso de reincorporación de la región", añadió la representación diplomática en Twitter.

Situación critica

Te puede interesar

Según el último informe del secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ante el Consejo de Seguridad sobre la Misión de Verificación de la ONU en Colombia, "la violencia incesante contra excombatientes sigue afectando la consolidación de la paz".

El documento, presentado el pasado 2 de octubre, detalló que en lo que va corrido de 2020, han sido asesinados 50 exguerrilleros de las FARC, dos de ellos mujeres. "En 2020, el 30 % de los asesinatos se han cometido cerca de las nuevas áreas de reincorporación, que en su mayoría están situadas en regiones rurales aisladas", señaló Naciones Unidas.