PARA FRENAR EL AVANCE DEL COVID

Bélgica cierra bares y restaurantes un mes e instaura el toque de queda

El primer ministro belga, Alexander de Croo, anuncia el endurecimiento de las medidas por el aumento exponencial de los contagios

Bélgica cierra bares y restaurantes un mes e instaura el toque de queda

EFE

Se lee en minutos

Silvia Martinez

El aumento exponencial de los contagios de covid-19 en Bélgica ha llevado este viernes al Gobierno federal a endurecer las medidas de seguridad para contener los máximo posible la segunda oleada de la pandemia que recorre Europa. Según ha explicado el primero ministro, Alexander de Croobares y restaurantes en todo el país deberán cerrar temporalmente durante un mes, aunque habrá una evaluación de la situación en 15 días. La venta de alcohol estará prohibida a partir de las 20 horas y habrá toque de queda desde la medianoche hasta las cinco de la mañana. 

"Soy consciente de que las medidas son duras e injustas pero desgraciadamente el virus también es injusto y nos afecta a todos, particularmente a las personas más vulnerables pero es ahora que hay que reaccionar", ha incidido De Croo tras la reunión del comité de concertación celebrada este viernes entre el gobierno federal y los responsables regionales para acordar las nuevas medidas que entrarán en vigor este próximo lunes.

El primer ministro ha explicado que pese a las medidas adoptadas la semana pasada, la propagación del virus se acelera y que era necesario actuar. "Las cifras no dejan de aumentar, se duplican cada semana y hoy hay cerca de 2.000 personas hospitalizadas, 327 personas en cuidados intensivos y 35 personas murieron ayer", ha detallado el liberal belga sobre unas cifras "alarmantes y superiores", ha dicho, "a las de marzo y abril". De Croo también ha avisado de que los próximos días serán muy malos y que la situación va a empeorar. "Las cifras van a seguir aumentando. En los próximos días las noticias serán malas", ha avisado. 

Burbuja social al mínimo

La decisión del Gobierno también incluye una reducción de la burbuja social de forma que aparte de las personas con las que se convive, solo se podrá tener contacto estrecho -abrazarse sin mantener la distancia socia ni mascarilla- con una persona (actualmente son tres), aunque sí se podrá recibir en casa hasta un máximo de cuatro, las mismas durante todo el mes, siempre y cuando se mantengan las medidas de seguridad por medio de la distancia o la mascarilla. Los restaurante sí podrán servir comidas, aunque solo para llevar y hasta las 22 horas, mientras que los mercados podrán seguir funcionando aunque garantizando las medidas de seguridad. 

Te puede interesar

Además, el teletrabajo se convertirá de nuevo en la regla general en la medida de lo posible. En los casos que no lo sea las empresas deberán hacer lo máximo para proteger a sus empleados. Además, al igual que en algunas ciudades de Francia, se instaurará un toque de queda en todo el país, lo que significa que entre la medianoche y las cinco de la mañana en la que estará vigente, no se podrá andar por la calle salvo por causa justificada o desplazamiento esencial. 

"No queremos que la gente organice fiestas en sus casas. Sabemos que la tentación es fuerte y la mejor forma de evitarlo es decirles que no pueden ir de un lugar a otro entre medianoche y 5 de la mañana", ha justificado el ministro de sanidad, Frank Vanderbroucke. "Estamos en una situación extremadamente grave y queremos evitar que los hospitales no puedan atender a los enfermos", ha justificado alegando que si se quieren mantener las escuelas abiertas y las empresas funcionando es necesario. Según las últimas cifras, entre el 6 y 12 de octubre, Bélgica ha registrado una media de 5.976,3 nuevas infecciones de coronavirus por día. Solo el pasado lunes se registraron 8.500 en la cifra más elevada desde que irrumpió la pandemia.