03 dic 2020

Ir a contenido

EL AVANCE DEL VIRUS

Francia se enfrenta a "una fuerte segunda ola" de coronavirus

El Gobierno de Macron no descarta un "reconfinamiento local" si la situación sanitaria continúa degradándose

Toulouse y Montpelier se suman a la lista de zonas de "alerta máxima"

Irene Casado Sánchez

Un policía del cuerpo ’Grupo de Seguridad de Proximidad’, vigila este martes que se cumplan las nuevas medidas de prevención y resticciones para frenar la expalsión del covid-19 en París.

Un policía del cuerpo ’Grupo de Seguridad de Proximidad’, vigila este martes que se cumplan las nuevas medidas de prevención y resticciones para frenar la expalsión del covid-19 en París. / AFP / THOMAS COEX

Con más de 16.100 nuevos positivos en las últimas 24 horas, más de 1.480 focos de contagio activos y más de 1.400 pacientes en reanimación, el primer ministro francés, Jean Castex, reconoce sin rodeos que el país galo debe hacer frente a "una fuerte segunda ola" de covid-19. 

"Si en los próximos quince días vemos que los indicadores sanitarios continúan deteriorándose de manera significativa [...] podremos decretar medidas suplementarias", anunció Jean Castex este lunes en una entrevista concedida a France Info, sin excluir un "reconfinamiento local" en las zonas más afectadas por el coronavirus. 

En "alerta máxima", la situación en París continúa degradándose

El pasado 5 de octubre, París y sus tres departamentos limítrofes se sumaron a la lista de "zonas de alerta máxima", etiqueta inaugurada por Guadalupe y Marsella, tras superar los umbrales máximos de los marcadores establecidos por el Gobierno para activar la señal de alarma: la tasa de incidencia de la enfermedad (250 por 100.000 habitantes), su incidencia entre los más mayores (100 por 100.000 habitantes) y la tasa de ocupación de los servicios de reanimación  (30% de UCIS ocupadas por pacientes de covid-19). Desde entonces, el repertorio no ha dejado de aumentar: Grenoble, Lille, Lyon y Saint-Étienne pasaron a engrosar la lista la semana pasada; Toulouse y Montpelier lo harán a partir de mañana. 

La reaceleración de la epidemia parece ensañarse con las grandes metrópolis francesas, especialmente con París, donde "el 17% de las personas sometidas a una prueba PCR dan positivo". Se trata de "una cifra que nunca antes habíamos alcanzado", alertó, este lunes 12 de octubre, el director de la Agencia Regional de Salud (ARS) de Île-de-France, Aurélien Rousseau. No es el único dato preocupante: "la tasa de positivos asciende a 800 por cada 100.000 habitantes entre la población de 20 y 30 años en París -cuando el umbral de alerta es de 50-. Y, sobre todo, en los últimos tres días, estas cifras han aumentado muy rápidamente entre los ancianos".

Eventual saturación de los servicios de reanimación

A la preocupación de las autoridades sanitarias por la multiplicación de los contagios -en ascenso a pesar de las restricciones puestas en marcha para limitar las aglomeraciones y frenar la propagación del virus-, se suma la eventual saturación de los servicios de reanimación parisinos en las próximas semanas. "Con 474 enfermos [de covid-19], hemos superado el 42% de las plazas disponibles en cuidados intensivos", subrayó Rousseau. Una situación que no mejorará en las próximas semanas: "[…] Vamos a tener casos más graves […] probablemente en los próximos días hasta 300 personas llegarán a los hospitales de la región de Île-de-France", predijo el director de la agencia de salud. 

Ante la degradación general de la situación sanitaria, el Gobierno revisará este miércoles, en el marco de su Consejo de Defensa semanal consagrado a la pandemia, "los datos epidemiológicos para ver si es necesario ir más allá [en materia de restricciones]", explicó el primer ministro. Tras dicha reunión, Emmanuel Macron se dará cita en el plató de TF1 y France 2 para protagonizar una entrevista televisada. Además de realizar un balance de la situación, Macron podría anunciar nuevas medidas y limitaciones para afrontar la segunda ola de covid-19 en Francia.