26 oct 2020

Ir a contenido

CRISIS SANITARIA

Cuatro positivos por covid en la guardia suiza que protege al Papa

Tres residente en el Vaticano también se han contagiado del coronavirus

Efe

Dos miembros de la guardia suiza con mascarilla, este lunes en el Vaticano.

Dos miembros de la guardia suiza con mascarilla, este lunes en el Vaticano. / ANDREW MEDICHINI (AP)

Cuatro guardias suizos, el cuerpo que se encarga de la protección del Papa, han resultado positivos por coronavirus, por lo que se han suspendido todos los permisos y vacaciones que permitían salir del Estado pontificio.

El portavoz del Vaticano, Matteo Bruni, informó este lunes que se han detectado otros tres positivos encontrados en las últimas semanas entre los residentes de este pequeño Estado, "todos con síntomas leves y para los cuales se han observado todas las medidas de aislamiento necesarias en sus domicilios y verificación de las personas involucradas".

"Durante el fin de semana se registró la positividad por covid-19 entre la Guardia Suiza. En la actualidad hay cuatro personas con síntomas y todas en aislamiento", explicó el portavoz. El Vaticano detalló que "se están realizando los controles necesarios entre quienes pudieron haber estado en contacto directo con ellos".

Sin vacaciones ni permisos

Según informaban este lunes los medios italianos, fue enviada una comunicación interna a suboficiales y guardias en la que se anulan las vacaciones y permisos y se ordena que permanezcan en sus habitaciones en el cuartel, situado en el interior del Vaticano.

El pasado 4 de octubre se celebró la ceremonia de juramento de los 38 nuevos reclutas para intregrarlos en el pequeño Ejército, que cuenta con 135 guardias.

El pasado martes, el Gobierno del Vaticano emitió una directiva a los superiores de los entes de la Santa Sede que obliga al uso de la mascarilla dentro del Estado pontificio y en sus sedes extraterritoriales, unos territorios y edificios de Roma sobre los que tiene jurisdicción.

Será obligatoria "cotidianamente en todos los lugares al aire libre y también en los espacios de trabajo en los que la distancia no pueda ser garantizada siempre", se lee en el documento, que insiste además en la necesidad de respetar las normas higiénicas.