Pandemia

Coronavirus en Auckland: Recupera libertad de movimiento total tras rebrote de COVID-19

La ciudad más poblada de Nueva Zelanda controló con éxito la segunda ola de contagios y entró en una etapa de normalidad sin la obligación de mantener las normas de distancia física

Ciudadanos en Auckland, Nueva Zelanda.

Ciudadanos en Auckland, Nueva Zelanda. / Reuters

1
Se lee en minutos
El Periódico

La ciudad de Auckland, con 1,7 millones de habitantes la más poblada de Nueva Zelanda, recuperó este jueves la normalidad tras su segundo confinamiento y superar el rebrote de la COVID-19 detectado a mediados de agosto.

Los habitantes de la ciudad, que entró desde la pasada medianoche al nivel más bajo de alerta (el 1 en una escala de 4), el mismo que rige sobre el resto del país, recobran desde hoy la completa libertad de movimiento y circulación.

Fin de restricciones

Las autoridades anunciaron el lunes que el brote de Auckland está controlado tras no detectar contagios locales vinculados al foco, epicentro de la segunda ola de la COVID-19, desde hace más de una semana y anunciaron el fin de las restricciones a partir del jueves.

Los residentes en Auckland ya no están obligados a mantener las normas de distancia física y las reuniones vuelven a celebrarse sin límite de aforo, entre otras medidas.

"Hoy hay mucha gente fuera: los estudiantes retornaron a las universidades y a las bibliotecas, la gente al Albert Park", dijo en Twitter Rosanne, una bibliotecaria de Auckland, mientras que la profesora universitaria Kathryn Jones se preguntaba "¿cuántos estudiantes irán a las clases?" en este primer día de normalidad.

Mantenerse alerta

"Nos hemos despertado en el nivel 1. Muchos de nuestros talentosos artistas tienen sus preestrenos mañana por la noche. Si no has comenzado el día planeando tu ruta en Auckland entre los precintos y galerías, la pregunta es ¿dónde comenzar?", dice en un tuit Art Week, el festival anual de artes visuales que se celebrará entre el 10 y el 18 de octubre en la ciudad.

Noticias relacionadas

A pesar de la vuelta a la práctica normalidad, el director general de Salud de Nueva Zelanda, Ashley Bloomfield, pidió a la gente mantener cierta precaución a pesar de que nivel de alerta 1.

El país, que desde ayer ya no tienen pacientes contagiados de manera local, cuenta con 39 casos activos -3 de ellos anunciados hoy- catalogados como contagios importados entre las personas que han regresado desde el extranjero.