ASESINATO DE UN RAPERO

La justicia griega considera una "organización criminal" al partido 'ultra' Amanecer Dorado

Un tribunal penal de Atenas condena al líder del partido ultraderechista, Nikos Michaloliakos

La Justicia dictamina que Amanecer Dorado es una organización criminal. / ZUMA WIRE / ARISTIDIS VAFEIADAKIS / VÍDEO: EUROPA PRESS

3
Se lee en minutos
Montse Martínez
Montse Martínez

Periodista internacional

ver +

Ha pasado de ser la tercera fuerza política de Grecia en el 2015 a ser considerada una "organización criminal". La justicia griega ha sentenciado que los líderes del partido 'ultra' Amanecer Dorado deben ser condenados por estar al frente de una organización delictiva. Grecia esperó con expectación el veredicto de uno de los procesos judiciales más importantes y largos de las últimas décadas: el que ha sentado en el banquillo a los dirigentes y decenas de miembros del partido neonazi Amanecer Dorado por el asesinato de Pavlos Fyssas, músico y activista de izquierda. La víctima fue  apuñalada de muerte la noche del 18 de septiembre de 2013, a los 34 años, frente a un café en su barrio de Keratsini, un suburbio del oeste de Atenas.

El presunto asesino, Yorgos Roupakias, miembro de Amanecer Doradoconfesó el crimen y ha sido condenado, a la espera de que el juez concrete la pena. Pero la clave del veredicto pasaba por saber si el jurado condenaría, tal y como ha sucedido, a la dirección y los miembros del partido por el delito de pertenencia a una organización criminal. La jueza Maria Lepenioti, presidenta del tribunal del jurado, ha sentenciado que el fundador y líder de Amanecer Dorado, Nikos Michaloliakos, y otros miembros destacados de la formación son culpables. Una vez dictado el veredicto de culpabilidad, la juez debe concretar las penas que pueden ir entre los 5 y los 15 años de prisión. 

El veredicto, colofón de un proceso que ha durado cinco años, provocó aplausos en la sala de la audiencia y una explosión de júbilo entre las 15.000 personas que se congregaron ante el palacio de justicia que, más tarde, derivó en altercados entre la policía y los manifestantes.

La madre del rapero asesinado por Amanecer Dorado celebra el veredicto, en Atenas. / AP (petros GIANNAKOURIS)

La Grecia azotada por la crisis

En el punto álgido de la crisis económica y social de Grecia en 2012, el partido aprovechó el descrédito de la clase política y la profunda depresión para ganar votos. Por aquel entondes, grupos de hombres vestidos de negro vagaban por las calles de Atenas, golpeando a sus oponentes con patadas o barras de hierro y cantando Sangre, honor, Amanecer Dorado.

En el apogeo de su popularidad, en 2015, llegó a ser el tercer partido político más importante de Grecia, obteniendo más de 370.000 votos en las elecciones. Pero desde el arresto de su líder, ha perdido gradualmente su electorado y ahora reniega de la ideología nazi. En las últimas elecciones legislativas de julio de 2019, Amanecer Dorado no consiguió ningún diputado.

Parlamentarios condenados

Entre los condenados figuran el eurodiputado independiente Yiannis Lagos, que abandonó el partido el año pasado, el exportavoz Ilias Kassidiaris y una docena de miembros dirigentes de la formación, que fueron elegidos en el Parlamento en 2012 durante el auge de Amanecer Dorado. Ninguno de estos miembros estaban presentes en la corte.

Miles de personas convocadas das por el movimiento antifascista, los sindicatos y los partidos de izquierda se concentraron ante el tribunal, en el centro de Atenas, bajo el lema No son inocentes y El pueblo quiere a los nazis en la cárcel. La policía desplegó un fuerte dispositivo de seguridad.

La conmoción causada por este homicidio, en una Grecia que se encontraba entonces en plena crisis financiera, llevó a las autoridades a detener y llevar ante la justicia a los dirigentes y a muchos miembros del partido, acusados durante años de asesinatos y violencia contra migrantes y militantes de izquierda, que gozaban de cierta impunidad. 

 ¿Una organización criminal? 

Sesenta y ocho personas han sido juzgadas. Treinta y nueve de ellas, incluyendo su fundador y así como exparlamentarios y miembros del partido, estaban acusados de "liderazgo de una organización criminal" y "pertenencia" a la citada organización. Estos acusados se enfrentan a penas de entre cinco y quince años de prisión. Este largo juicio contó con la presencia de 153 testigos y docenas de abogados.

Chryssa Papadopoulou, abogada de la familia de Pavlos Fyssas, la víctima mortal, afirmó que el  el veredicto es «un paso clave para la justicia y para el movimiento antifascista» en Grecia y en Europa.

«El impacto del veredicto de este juicio emblemático» traspasará «ampliamente las fronteras de Grecia», aseguró Niels Muiznieks, director para Europa de Amnistía Internacional (AI) para añadir: «Los crímenes de odio ya no se tolerarán más».

Noticias relacionadas

El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, se congratuló ayer por la sentencia: «Hoy ganó la democracia». El mandatario argumentó que este fallo pone fin a una época «traumática» de la vida pública griega. La presidenta de la República, Katerina Sakellaropoulou, también se felicitó por un fallo «histórico» que «confirma que la democracia y sus instituciones ganarán siempre» cuando «intentan tambalearlas».

Además del asesinato de Fyssas, el tribunal también abordó dos intentos de homicidio  en los que están implicados varios miembros de Amanecer Dorado: uno contra pescadores egipcios el 2012 y el otro contra integrantes del sindicato comunista PAME en el 2013.