29 oct 2020

Ir a contenido

LOS ESTRAGOS DE 'ALEX'

Lluvias torrenciales asolan el sur de Francia y el norte de Italia

Al menos 8 desaparecidos en inundaciones "excepcionales" en el departamento Alpes-Maritimes

Un muerto y 11 desaparecidos es el balance del temporal en la región del Piamonte

Agencias

Imagen aérea de los daños provocados por las fuertes lluvias y las inundaciones en Roquebilliere, en el sureste de Francia.

Imagen aérea de los daños provocados por las fuertes lluvias y las inundaciones en Roquebilliere, en el sureste de Francia. / AFP / VALERY HACHE

Al menos ocho personas, entre ellas dos bomberos, han sido dadas por desaparecidas este viernes cerca de Niza, en el departamento Alpes-Maritimes, en el sureste de Francia, tras las lluvias torrenciales que ha causado la borrasca 'Alex' y que  han provocado inundaciones "excepcionales" en palabras de la agencia meteorológica Météo France. El agua se ha llevado por delante casas e infraestructuras y ha dejado municipios aislados. El temporal también asola la región del Piamonte, en el norte de Italia, donde una persona ha muerto y otras 11 han desaparecido.

Según las autoridades francesas, en solo diez horas cayeron más de 500 mililitros de precipitaciones sobre las poblaciones que se encuentran en los profundos valles de este departamento, el equivalente a un año normal de lluvia en la zona. El primer ministro del país, Jean Castex, y el ministro del Interior, Gerald Darmanin, han llegado ya a Niza para conocer de primera mano la zona afectada.

Cientos de bomberos participan en las tareas de rescate. Darmanin ha prometido enviar helicópteros y bomberos adicionales a la región, según el plan concretado tras una reunión de crisis en París. El presidente del país, Emmanuel Macron, se ha sumado a las condolencias. "Juntos superaremos esta terrible experiencia", ha comentado Macron, quien ha dirigido "pensamientos" a las víctimas y ha trasladado a los efectivos de rescate su "inmensa gratitud".

Puente derrumbado sobre el Var

Los dos bomberos desaparecidos participaban en operaciones de rescate cuando "fueron arrastrados en su vehículo". Sus compañeros "los vieron alejarse en el agua", ha explicado el diputado Eric Ciotti, quien se hallaba en el centro de operaciones del cuerpo de bomberos.  Las autoridades locales han informado también de dos personas desaparecidas en Roquebillière, un municipio de 1.800 habitantes a unos 50 km al norte de Niza. Se trata de "dos personas que se refugiaron en el tejado de una casa, la casa se derrumbó y los bomberos los vieron" caer al agua, ha detallado Ciotti. Otra persona ha desaparecido en Tende, también en el sureste.

Las lluvias han causado asimismo daños en las infraestructuras. El viernes por la tarde un puente se derrumbó bajo la presión del agua en la misma zona. El río Var, que se salió de su cauce, invadió completamente la calzada cerca del aeropuerto de Niza, en la Costa Azul.

El aeropuerto de Niza, el segundo de Francia después de los de París, aconsejó en Twitter a los viajeros que "no vayan al aeropuerto y consulten a las aerolíneas". La ciudad de Niza tomó medidas de precaución, abriendo centros de alojamiento de emergencia y prohibiendo el acceso al famoso Paseo de los Ingleses, a orillas del mar.

El alcalde de Niza, Christian Estrosi, ha lamentado daños enormes causados por las inundaciones. "Nos hemos enfrentado a un desastre que nunca había visto antes", ha señalado a los medios de comunicación locales.

El Sesia, desbordado

En Italia, un bombero ha fallecido por la caída de un árbol y 11 personas han desaparecido debido a las inundaciones que han afectado sobre todo la región de Piamonte, donde se concentra el mayor número de daños.

Entre los desaparecidos se encuentran tres voluntarios de una cooperativa de la zona de Cuneo que viajaban a bordo de una furgoneta en Val Roya y un pastor que al parecer fue arrastrado por un arroyo. En la zona de Valle Gesso, se busca a seis excursionistas alemanes. También ha desaparecido en Valsesia un joven de unos veinte años que circulaba por la carretera entre Doccio y Crevola, en la zona de Vercelli, que se ha derrumbado parcialmente. El tráfico ferroviario ha tenido que ser suspendido entre las localidades de Vercelli y Novara, debido al desbordamiento del Sesia.

Las precipitaciones diaria registradas en todo el Piamonte han superado el récord histórico de 1958, explicó la agencia regional para la protección del medio ambiente.

El presidente de la región Piamonte, Alberto Cirio, ha pedido al Gobierno que declare el estado de emergencia al asegurar que "en algunas zonas los alcaldes se quejan de peores daños de los de la inundación de 1994".

La localidad de Limone, centro turístico de los Alpes, en la frontera con Francia, está aislada y no tiene electricidad, ni agua y muchas áreas están completamente inundadas y algunos edificios han sido evacuados.

También se están viviendo fuertes inundaciones en la región de Liguria, en particular Ventimiglia, mientras que en la zona de Bérgamo se registraron ráfagas de viento de más de cien kilómetros por hora y las fuertes lluvias han provocado deslizamientos de tierra lo que ha provocado el cierre de varias carreteras provinciales.

.