24 nov 2020

Ir a contenido

ELECCIONES EEUU

Trump, positivo por coronavirus

El presidente de EEUU, de 74 años, confirma su contagio de covid y el de la primera dama

A 32 días de las elecciones del 3 de noviembre, la campaña se sume en incógnitas

Idoya Noain

Donald y Melania Trump dan positivo por coronavirus. / AFP / ANDREW CABALLERO-REYNOLDS / VÍDEO: EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de 74 años, ha dado positivo en las pruebas de Covid-19. A 32 días de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, la noticia da una sacudida inconmesurable a la campaña y llena de incógnitas la carrera electoral en un país donde la pandemia de coronavirus, cuya gravedad Trump ha minimizado durante tiempo, se ha cobrado ya casi 208.000 muertos.

El propio mandatario ha anunciado esta madrugada su contagio y el de la primera dama, Melania Trump, en su cuenta de Twitter, horas después de que se confirmara que una de sus más estrechas asesoras, Hope Hicks, había dado positivo. En su tuit, Trump  ha informado que tanto él como la primera dama empezarán "inmediatamente" su "proceso de cuarentena y recuperación". "¡Superaremos esto juntos!", ha escrito.

El médico de la Casa Blanca, Sean Conley, ha emitido un comunicado en el que dice que tanto Trump como su esposa están "bien", sin indicar si presentan síntomas o no. El doctor también ha anunciado que "planean quedarse en casa en la Casa Blanca durante su convalecencia", sin indicar el tiempo exacto."Estñen seguros de que espero que el presidente siga desempeñando sus funciones sin interrupciones mientras se recupere", ha escrito también Conley.

Pese a la certeza con que se ha expresado el doctor los interrogantes son múltiples. Ya de entrada han desaparecido de la agenda para este viernes del presidente dos actos electorales en Washington y Florida. En la actualizada, se ha asegurado que participará en una llamada teléfonica sobre Covid-19 centrada en el "apoyo a los mayores vulnerables".

El discurso desmontado

El contagio personal de Trump es el mayor varapalo al discurso triunfalista que el mandatario ha estado manteniendo sobre la pandemia, en los primeros momentos minimizando su gravedad y siempre, especialmente ante las críticas a su gestión y aunque fuera en contra del mensaje de sus expertos, defendiendo la idea de que estaba bajo control. Este mismo jueves, según 'The New York Times', había dicho en una cena política que "el fin de la pandemia está a la vista".

Es también la demostración de la dificultad de contener la pandemia incluso en ambientes tan controlados y con tantos recursos como la Casa Blanca o el entorno del presidente. Y desarticula el tono soberbio y hasta burlón con que Trump ha estado tratando medidas de prevención como el distanciamiento social o el uso de mascarillas, que él no se puso en público hasta el pasado mes de julio.  

Ridiculizó a Biden

Este mismo martes, en el bochornoso debate con Joe Biden en Ohio, Trump llegó a ridiculizar al demócrata diciendo: "cada vez que lo ves tiene una máscara. Puede estar hablando a 60 metros de alguien y aparece con la mayor máscara que hayas visto nunca", dijo.

También se sacó una máscara del bolsillo y aseguró que se la ponía "cuando creo que la necesito" y defendió que esa noche todo el mundo presente en el recinto había sido sometido a pruebas. Hope Hicks, la asesora a la que se atribuye ahora el contagio, viajó con él a Cleveland y también le acompañó el miércoles a un mitin en MInnesota (en la entrevista con Fox antes de que se confirmara su propio positivo, Trump ha insinuado que fueron militares o policías los que pudieron contagiar a la asesora, a la que ha definido como una persona “muy cálida”. “Cuando estás con soldados, con pilotos del ejército, con Marines y agentes de policía y se te acercan es muy difícil decirles que se alejen”, ha dicho. “Quieren abrazarte y besarte porque realmente hemos hecho un gran trabajo por ellos”, ha añadido. “Te acercas y pasan cosas”). 

En el debate del martes el moderador también preguntó a Trump por su insistencia en realizar mítines masivos donde no se ha requerido máscara o distanciamiento social y Trump defendió que no había tenido "ningún efecto negativo". Cuando Biden replicó que el presidente había sido "totalmente irresponsable en la forma en que ha manejado el tema de la distancia social y las máscaras, básicamente animándole a no ponérselas", Trump le replicó: "si tu pudieras conseguir reunir a tanta gente habrías hecho lo mismo, pero no puedes, no le importa a nadie".